Transgénico o transgénico

Transgénico o transgénico

A la "ciencia" no le gusta detenerse y reflexionar, pero lo importante es el "dinero".

Ahora debemos defendernos de una nueva calamidad, mucho peor que el químico: el transgénico llamado cariñosamente por sus partidarios. “Los organismos genéticamente modificado ".

En la naturaleza constantemente hay modificaciones genéticas, pero todo sucede de forma gradual, dejando tiempo para que todos los demás organismos se adapten a estos cambios, solo que en esta armonía no hay efectos secundarios.

Nos proponen lo transgénico, pero ¿sabemos algo sobre este "crimen contra la naturaleza"?

Los estudios sobre estos alimentos son presentados solo por las empresas que los producen, solo en raras ocasiones se han realizado estudios independientes, pero estos pocos trabajos han dado resultados precisos, lo que demuestra el drama de estas sustancias en nuestro cuerpo.

Actualmente es muy difícil considerar -porque no son predecibles- los efectos de PLEIOTROPIA (la propiedad de un gen de influir en dos o más caracteres en lugar de solo uno, como suele ocurrir). Este tema es muy debatido en la comunidad científica con respecto a las plantas modificadas genéticamente. Considerando que una planta tiene una estructura celular mucho menos compleja que un ser humano, ¿qué consecuencias puede tener en nosotros un producto transgénico? Veremos los resultados en veinte o treinta años, y ciertamente serán más dañinos que el químico.


Proponemos un interesante artículo de https://www.thelivingspirits.net/un-biologo-russo-racconta-rischi-e-danni-probabili-da-soia-ogm/

En un estudio realizado recientemente en Inglaterra, el investigador alimentó a dos grupos de conejillos de indias, uno con papas transgénicas y el otro con papas "normales". Los resultados fueron impactantes; los conejillos de indias alimentados con patatas modificadas genéticamente tenían su sistema inmunológico alterado y estaban enfermos, mientras que los demás, alimentados con patatas "normales", estaban bien. (NB El investigador ahora está desempleado, ¡la realidad solo molesta!)

El gobierno británico encargó un estudio a la Universidad NEW CASTLE. Los resultados se presentaron el 18 de julio de 2002. El estudio se realizó en humanos voluntarios, para comprender lo que implicaba alimentarse de alimentos genéticamente modificados (transgénicos). Se suponía que el ensayo duraría 3 años, pero después de solo 3 meses los resultados fueron alarmantes para el grupo que consumió alimentos transgénicos. Los responsables de la investigación alertaron al Ministro de Salud, y el gobierno británico detuvo la investigación, tratando de minimizar los resultados. Resultados de estos tres meses de alimentación transgénica: severa alteración celular del sistema inmunológico, particularmente en los linfocitos, modificación de la flora bacteriana intestinal. Algunas bacterias han cambiado debido al contacto constante con fragmentos de ADN modificados introducidos con los alimentos.

 Dr. Stefan LANKA, virólogo y biólogo molecular de la Asociación Internacional Re.GIMed. él dice: "Las afirmaciones de la llamada ingeniería genética no corresponden a la realidad biológica porque la sustancia manejada representa un gran peligro potencial comparable a la radioactividad no controlada".

Cuando se afirma que la "ciencia" sirve para mejorar las condiciones de vida, la idea no puede descartarse. El dato objetivo de hoy, sin embargo, es todo lo contrario: la "ciencia" sirve para hacer dinero y se utiliza, muchas veces, para engañar la buena fe de la gente.

La naturaleza nunca ha insertado el ADN de un pez en una planta que se usa para la nutrición humana, ni siquiera un pequeño trozo de escorpión. También se "insertan" antibióticos (para marcar el producto), que luego nos ingresan a través de los alimentos.

También está comprobado: el rendimiento por hectárea del producto transgénico es menor que el del producto tradicional, se necesitan muchos más pesticidas que otros cultivos (mayor contaminación) para obtener resultados y no existe un estudio en el tiempo de lo que le sucede a los humanos al comer. continuamente estos productos. Los únicos estudios son a corto plazo y con resultados espectaculares.

 La investigación fue establecida por Surov y sus colegas para verificar si la soja genéticamente modificada producida por Monsanto - soja que crece en el 91% de los campos de soja de los Estados Unidos causar problemas de crecimiento y reproducción. Lo que descubrió podría acabar con una industria multimillonaria.

Después de alimentarse durante dos años con los hámsters que se han desarrollado durante tres generaciones, aquellos con una dieta GMO, y particularmente el grupo con la dieta con la cantidad máxima de soja GMO, han mostrado efectos devastadores. En el momento de tercera generación, la mayoría de los hámsters alimentados con soja transgénica han perdido su capacidad de reproducirse, ha mostrado un crecimiento más lento y una mayor tasa de mortalidad entre los bebés pequeños.

Si esto no fuera suficiente para molestarlo, algunos hámsters de tercera generación también han demostrado que el pelo crece dentro de la boca, un fenómeno que rara vez se ve, y mucho más extendido entre los hámsters alimentados con una dieta que contiene soja transgénica.

Se espera que la investigación, realizada junto con el Instituto de Ecología y Evolución de Surov de la Academia de Ciencias de Rusia y la Asociación Nacional para la Seguridad Genética, se publique en 3 meses (julio de 2010), por lo que tenemos que esperar los detalles técnicos; pero Surov describió, en un correo electrónico que me envió, los aspectos fundamentales

Utilizó hámsters Campbell, que tienen una alta tasa de reproducción, y los dividió en 4 grupos: todos con una dieta normal, pero un grupo no recibió ningún tipo de soja, uno recibió soja no modificada genéticamente, un tercero recibió soja transgénica, y un cuarto de alto contenido de soja transgénica. Cada grupo consistió en 5 pares de hámsteres, cada uno de ellos produjo 7-8 crías, para un total de 140 animales.

Surov dijo a La Voz de Rusia: “Al principio todo salió con normalidad, pero notamos algunos efectos bastante preocupantes cuando seleccionamos - entre los más pequeños - a las nuevas parejas, y continuamos con la alimentación que habían recibido antes: estas parejas mostró una tasa de crecimiento más lenta y una madurez sexual más tardía ”.

De cada grupo, Surov seleccionó nuevas parejas, que generaron otros 39 pequeños hámsteres: 52 jóvenes y 78 nacieron del grupo de control y del grupo con una dieta sin OGM de soya.

Sin embargo, solo 40 bebés nacieron del grupo con soja transgénica, de los cuales el 25% murió. Esto representó una tasa de mortalidad de dos dígitos cinco veces mayor que el 5% que estaba en el grupo de control. En cuanto a los hámsters del grupo alimentados con un alto porcentaje de soja transgénica, solo una hembra tenía hijos pequeños: 16 con una mortalidad del 20%.

Surov dice: "Estos números bajos en F2 [la tercera generación], Demuestre que muchos animales se han vuelto estériles."

La investigación incluye mediciones de los aparatos de animales de tercera generación: testículos, bazo, útero, etc. y si el equipo de investigadores recauda fondos suficientes, pueden analizar los niveles hormonales en las muestras de sangre recolectadas.


El cabello crece en la boca.

A principios de este año, Surov fue coautor de una investigación publicada en la revista Doklady Biological Sciences que mostró que, en casos raros, crecían pelos dentro de bolsillos ocultos en la boca de los hámsteres.

“Algunos de estos bolsillos contenían solo un cabello, mientras que otros de los gruesos mechones de cabello coloreado y sin pigmentos, lo suficientemente largos como para alcanzar la parte de los dientes utilizados para masticar. A veces, la hilera de dientes estaba rodeada por una especie de cepillo para el pelo uniforme en ambos lados. El cabello creció verticalmente y terminó con puntas afiladas, a menudo cubiertas por un bulto de moco ".  

(Las fotos de estos mechones son asquerosas. Confía en mí búscate.)

Al concluir la investigación, los autores sugieren que una anomalía tan sorprendente puede deberse a la dieta administrada a los hámsters cultivados en el laboratorio. De hecho, escriben: "Esta patología puede haber sido amplificada por elementos de alimentos que están ausentes en los alimentos naturales, elementos tales como ingredientes OGM (soja o maíz) o contaminantes (pesticidas, micotoxinas, metales pesados, etc.)"

No hay duda de que el número de hámsters con pelo en la boca fue mucho mayor en la tercera generación criada con soja transgénica que en cualquier otro caso previamente estudiado por Surov. 


Abominable, aunque solo sea preliminar

Surov advierte contra saltar a conclusiones inmediatamente. Él dice: "Es muy posible que los OGM no causen estos efectos en sí mismos". Surov quiere que el análisis de los componentes de los alimentos se convierta en una prioridad para descubrir exactamente qué causa estos efectos y cómo ocurren.

También dijo que, además de los OGM, puede haber contaminantes o residuos altos de herbicidas, como Resumen, que de hecho está mucho más presente en la soja transgénica; de hecho se les llama "Ready for Roundup": los genes bacterianos son forzados a entrar en su ADN para que las plantas puedan tolerar Roundup, el herbicida producido por Monsanto. Se sigue que La soja transgénica siempre trae consigo la doble amenaza de un mayor contenido de herbicidas y todos los efectos secundarios de la ingeniería genética.


Años de trastornos reproductivos debido a la alimentación de OMG

Los hámsters de Surov no son más que el último ejemplo de animales que muestran trastornos reproductivos después de alimentarse de OMG. En 2005, Irina Emakova, junto con la Academia Nacional de Ciencias de Rusia, informó que más de la mitad de las ratas jóvenes alimentadas con soja transgénica habían muerto en 3 semanas: una tasa de mortalidad mucho mayor que la mortalidad del 10% del grupo. sistema de control alimentado con soja no GM. Los jóvenes del grupo de OGM también eran más pequeños ( ver la foto) y eran estériles.

Coincidencia significativa: después de los experimentos de alimentación de Ermakova, su laboratorio de investigación comenzó a alimentar a todas las ratas de la instalación, un tipo de rata comercial, utilizando soja transgénica. En dos meses, la mortalidad infantil en toda la instalación aumentó al 55%.

Cuando Emakova alimentó ratas macho con soja transgénica, la suya ¡Los testículos cambiaron de color de su rosa habitual a un azul oscuro! Eruditos italianos también han encontrado análogos cambios en los testículos de ratones (PDF), cambios que afectaron el daño a los espermatozoides jóvenes. Además, el ADN de los embriones de los padres alimentados con soja transgénica funcionó de manera diferente.

Un estudio realizado por Gobierno austriaco y publicado en noviembre de 2008 mostró que se le dio tanto maíz transgénico a ratones, mucho menos descendencia que tenían (PDF), y todos los más pequeños que eran.  

Jerry Rosman, un granjero de Iowa, también tuvo problemas con los cerdos y las vacas, que comenzaron a volverse estériles. Algunas de sus cerdas también habían comenzado a mostrar embarazos falsos al dar a luz bolsas llenas de agua. Después de meses de investigación y verificación, finalmente identificó la causa en el grano de alimentos GM.

Cuando los periódicos, revistas o programas de televisión informan sobre los problemas de Jerry, recibe llamadas de un número cada vez mayor de agricultores que se quejan de problemas de infertilidad similares, en relación con el trigo transgénico.

Algunos estudiosos del Baylor College of Medicine han descubierto accidentalmente que los ratones se crían en camas de mazorcas de maíz "no se reprodujeron ni exhibieron comportamiento reproductivo. " Los análisis realizados en granos revelaron dos componentes que bloqueaban el ciclo sexual femenino ": tenían concentraciones de aprox. doscientas veces más bajo que los fitoestrógenos clásicos. Un componente también redujo el comportamiento sexual masculino y ambas sustancias contribuyeron al crecimiento de células de cáncer de mama y próstata en células cultivadas.

Los investigadores también encontraron que la tasa de estas sustancias varía según el tipo de grano de OGM. Las mazorcas de maíz trituradas utilizadas en Baylor probablemente provenían del centro de Iowa, cerca de la granja de Jerry Rosman, y de otros que se quejan de que el ganado se vuelve estéril.

En Haryana, India, un equipo de veterinarios que está investigando informa que los bisontes que consumen semillas de algodón transgénicos sufren de infertilidad, abortos frecuentes, nacimientos prematuros y prolapsos uterinos. Muchos bisontes jóvenes y adultos murieron misteriosamente. 


Niega, ataca y elimina actualizaciones

Los científicos que han hecho descubrimientos adversos sobre los OGM son objeto de ataques regulares. ridiculizado, privado de fondos e incluso despedido. Cuando Ermakova informó sobre la alta tasa de mortalidad infantil en la descendencia de animales alimentados con soja transgénica, por dar solo un ejemplo, invitó a la comunidad científica a replicar y verificar sus resultados preliminares. También buscó financiación adicional para analizar los órganos que se habían conservado. En cambio, fue atacada y calumniada, robaron muestras de su laboratorio, quemaron papeles en su escritorio; También dijo que su jefe, presionado a su vez por su jefe, le dijo que dejara de continuar con cualquier otra investigación sobre los transgénicos. Nadie, hasta ahora, ha replicado los estudios simples y económicos realizados por Ermakova.

Surov informa que, hasta ahora, no ha sufrido ninguna forma de presión.  


Dejemos de experimentar con la alimentación de OMG  

Sin evidencia detallada, nadie puede determinar exactamente qué está causando estos problemas reproductivos en hámsters, ratas y ratones italianos y austríacos, en el ganado de la India y América; sólo podemos especular sobre la relación entre la introducción de alimentos genéticamente modificados en 1996 y la correspondiente ocurrencia de nacimientos con bajo peso, infertilidad y otros problemas en la población estadounidense.

Sin embargo, muchos científicos, médicos y ciudadanos participantes no creen que las personas sean el animal de laboratorio para un experimento gigante e incontrolado en la industria de la biotecnología.

Alexey Surov dice: "No tenemos derecho a usar OGM hasta que comprendamos los posibles efectos negativos, no solo para nosotros, sino también para las generaciones futuras. Necesitamos absolutamente una investigación completamente detallada que aclare estas dudas. Cualquier tipo de contaminación debe ser probada antes de ser consumida y los OGM son solo una parte de ella. "

by Jeffrey Smith, autor y fundador del Instituto de Tecnología Responsable
Traducción de Cristina Bassi para www.thelivingspirits.net

Publicado: 20 de abril de 2010 en:
http://www.huffingtonpost.com/jeffrey-smith/genetically-modified-soy_b_544575.html


The Independent Scientists Group (ISP): informe final sobre los OGM

Docenas de conocidos científicos de siete países diferentes, especialistas en disciplinas como agroecología, agronomía, biomatemática, botánica, química médica, ecología, histopatología, ecología microbiana, genética molecular, bioquímica nutricional, fisiología, toxicología y virología, se han unido para formar un grupo de investigación independiente sobre OMG, presentado oficialmente durante una reunión pública celebrada en Londres el 10 de mayo de 2003, a la que asistieron el ministro británico de Medio Ambiente, Michael Meacher, y otras 200 personas.

Durante esta reunión, se presentó oficialmente el borrador de un informe, El caso para un mundo sostenible libre de transgénicos, con el cual el ISP solicita prohibir los cultivos transgénicos y en su lugar implementar cada forma de agricultura sostenible. Este informe autorizado, presentado como "el expediente más fuerte y completo de evidencia experimental" jamás compilado sobre los riesgos y problemas asociados con los cultivos transgénicos, por un lado, y por otro sobre los múltiples beneficios de la agricultura sostenible, ha sido elaborado público el 15 de junio de 2003 y es visible en los siguientes sitios:

Antes de la publicación del informe final de 120 páginas, el ISP publicó el resumen conciso de cuatro páginas, presentado aquí, como una contribución al debate sobre los OGM que se está llevando a cabo a nivel nacional en el Reino Unido.

Este documento desafía a los defensores de los OGM a responder a todos los puntos presentados aquí. Dele a este documento la mayor circulación posible.


¿Por qué no a los OMG?

  1. Los cultivos transgénicos no trajeron los beneficios prometidos
    Sin aumento en la productividad, ni reducción significativa en el uso de pesticidas y herbicidas;
    La cantidad de ventas perdidas por los Estados Unidos, luego del rechazo de los cultivos GM en todo el mundo, se estima en $ 12 mil millones;
    En India, el porcentaje de cultivos transgénicos fallidos alcanza el 100%;
    Futuro de alto riesgo para la agrobiotecnología: "Monsanto podría ser otro desastre que se avecina para los inversores".
  1. Los cultivos transgénicos plantean problemas crecientes para la agricultura
    Las líneas transgénicas son inestables: "la mayoría de los casos de inactivación de transgenes nunca aparecen en la literatura científica";
    Las malas hierbas y plantas con resistencia simultánea a tres herbicidas diferentes han surgido en América del Norte;
    Las plantas resistentes al glifosato ahora infestan los campos transgénicos de algodón y soja; para controlarlos, la atrazina se usa nuevamente;
    Las plantas que producen toxinas Bt amenazan con provocar la aparición de súper malas hierbas y plagas resistentes a Bt.
  1. La contaminación transgénica extensa es INEVITABLE
    Contaminación transgénica extensa encontrada en variedades locales de maíz en regiones remotas de México;
    en Canadá, 32 de las 33 reservas comerciales de semillas demostraron estar contaminadas con OGM;
    el polen es dispersado y transportado por el viento durante horas y una velocidad del viento de 35 millas por hora no es de ninguna manera excepcional;
    no puede haber coexistencia entre cultivos modificados genéticamente y no modificados genéticamente.
  1. Los cultivos transgénicos no son seguros
    La seguridad de los cultivos GM no ha sido probada: la regulación se vio afectada desde el principio por errores fatales;
    El principio de "equivalencia sustancial", vago y mal definido, no ha hecho más que dar a las industrias la posibilidad total de declarar que los productos modificados genéticamente son "sustancialmente equivalentes" a los productos no modificados genéticamente y, por lo tanto, "seguros".
  1. Los alimentos transgénicos plantean serias preocupaciones sobre su seguridad
    A pesar de la escasez de estudios creíbles, los resultados que ya podemos tener hoy plantean serias preocupaciones sobre la seguridad de los alimentos de los OGM;
    efectos similares a los producidos por un "factor de crecimiento" [proliferación y crecimiento celular], observado en el estómago y el intestino delgado de ratas jóvenes, se han atribuido al proceso de transgénesis en sí mismo o al constructo transgénico [vector + gen extraño]; Por lo tanto, es posible que estos sean efectos generales que cualquier alimento obtenido con ingeniería genética puede causar.
  1. Los genes para productos peligrosos se incorporan a las plantas de alimentos transgénicos.
    Las proteínas Bt [de Bacillus thuringiensis], incorporadas en el 25% del total de plantas GM cultivadas en todo el mundo, son perjudiciales para muchos insectos no objetivo; algunos son inmunógenos potentes [= sustancias que provocan respuestas inmunitarias] y alérgenos [= sustancias que provocan respuestas alérgicas] para humanos y otros mamíferos;
    Los cultivos alimentarios [especialmente el maíz] se están diseñando cada vez más para producir sustancias farmacéuticas y medicinales, que incluyen: a) citocinas, que se sabe que actúan como supresores del sistema inmune y se asocian con demencia, neurotoxicidad y efectos secundarios tanto en el estado de ánimo como procesos cognitivos; b) vacunas y secuencias virales, por ejemplo, el gen de un coronavirus de cerdo, perteneciente a la misma familia que el virus del SARS que está en el origen de la epidemia actual; c) el gen gp120 para una glicoproteína del virus del SIDA, que podría interferir con el sistema inmunitario y recombinarse con virus y bacterias ya presentes en el huésped, para generar patógenos nuevos e impredecibles.
  1. Los cultivos terminadores propagan la infertilidad masculina entre las plantas
    Los cultivos transgénicos en los que se han insertado genes 'suicidas' para la infertilidad masculina, anunciados como un medio para prevenir la propagación de transgenes, en realidad se propagan a través del polen, tanto la infertilidad masculina como la tolerancia a los herbicidas.
  1. Los herbicidas de amplio espectro son altamente tóxicos para los humanos y otras especies animales.
    El glifosinato y el glifosato de amonio, los herbicidas utilizados con plantas modificadas genéticamente resistentes a estos mismos herbicidas (y que actualmente representan el 75% de todas las plantas modificadas genéticamente cultivadas en el mundo), son venenos metabólicos sistémicos;
    El glifosinato de amonio se asocia con diversas formas de toxicidad (neurológica, respiratoria, gastrointestinal y hematológica) y defectos congénitos en las diversas especies de mamíferos, incluido el humano; este compuesto también es tóxico para las mariposas y para muchos insectos útiles, para las larvas de moluscos y ostras, para las dafnias y para algunos peces de agua dulce, en particular para la trucha arcoiris; inhibe las bacterias y hongos que realizan acciones beneficiosas en el suelo, y en particular las bacterias fijadoras de nitrógeno;
    en el Reino Unido, el glifosato es la causa más frecuente de intoxicación y ha habido casos de alteraciones en muchas funciones orgánicas también después de la exposición a los niveles normales de uso del compuesto; la exposición al glifosato casi ha duplicado el riesgo de abortos espontáneos entre los niños con glifosato y de crear niños con defectos neuroconductuales; el glifosato retarda el desarrollo del esqueleto fetal en ratas de laboratorio, inhibe la síntesis de esteroides y es genotóxico en mamíferos, peces y anfibios; la exposición a dosis de pulverización en el campo resultó en una mortalidad de al menos el 50% en las lombrices de tierra y un daño intestinal significativo en las lombrices de tierra sobrevivientes; Round Up (o glifosato en la formulación producida por Monsanto) causó la disfunción de la división celular, un fenómeno que podría estar relacionado con el cáncer en humanos.
  1. La ingeniería genética genera supervirus
    Los peligros más insidiosos de la ingeniería genética son inherentes a su propio proceso, que aumenta en gran medida el alcance y la probabilidad de la transferencia horizontal de genes y la recombinación, la principal forma en que se generan los virus y las bacterias patógenas;
    Las técnicas recientes, como la combinación de ADN, permiten a los genetistas generar millones de virus recombinantes en pocos minutos en el laboratorio, que nunca han existido en miles de millones de años de evolución;
    Los virus, las bacterias patógenas y su material genético son las materias primas y los instrumentos de elección tanto para la ingeniería genética como para la producción intencional de armas bacteriológicas.
  1. El ADN transgénico presente en los alimentos es absorbido por bacterias en el intestino humano.
    Se ha observado que el ADN transgénico de las plantas alimenticias es absorbido por bacterias, tanto en el suelo como en el intestino de los voluntarios humanos; Los genes marcadores de resistencia a los antibióticos presentes en los alimentos transgénicos pueden transmitir a las bacterias patógenas, lo que hace que el tratamiento de las infecciones sea muy difícil.
  1. ADN transgénico y cáncer
    Está comprobado que el ADN transgénico sobrevive a la digestión en el intestino y que "salta" al genoma de las células de los mamíferos, dando lugar a la posibilidad de que se comporte como un elemento cancerígeno;
    El uso de productos modificados genéticamente, por ejemplo, maíz, para la alimentación animal puede presentar riesgos no solo para los animales, sino también para los humanos que consumen los productos de esos animales.

  2. El promotor 35M CaMV [Virus del mosaico de la coliflor] hace que la transferencia horizontal de genes sea más probable y frecuente
    La evidencia experimental sugiere que las construcciones transgénicas que contienen el promotor 35S CaMV pueden ser particularmente inestables y propensas a la transferencia horizontal y la recombinación de genes, con todos los riesgos resultantes: mutaciones genéticas debido a inserción aleatoria, cáncer, reactivación de virus latentes y generación de nuevos virus.
  1. Una historia compuesta de falsedades y ocultaciones de evidencia científica.
    La historia de los OMG se compone de falsedades y ocultaciones de evidencia científica, en particular en lo que respecta a la transferencia horizontal de genes. Los experimentos clave no se llevaron a cabo, o se llevaron a cabo mal y luego se presentaron de forma distorsionada. Muchos experimentos no se han repetido con el tiempo, incluida la investigación sobre la posibilidad de que el promotor CaMV 35S sea responsable de los efectos del factor de crecimiento observados en ratas jóvenes alimentadas con papas GM.

En conclusión, los cultivos GM no han traído los beneficios prometidos y están planteando problemas cada vez más graves para la agricultura. La contaminación transgénica es ahora un hecho ampliamente reconocido como inevitable, por lo que no puede haber coexistencia entre la agricultura modificada genéticamente y no modificada genéticamente. Lo más importante de todo, la seguridad de los cultivos transgénicos nunca ha sido probada.

Por el contrario, la evidencia que ya ha surgido es suficiente para generar serias preocupaciones sobre los riesgos planteados por los OMG, riesgos que si se ignoran podrían causar daños irreversibles a la salud y al medio ambiente. Por lo tanto, lo más apropiado sería rechazar y prohibir inmediatamente los cultivos transgénicos.


¿Por qué sí a la agricultura sostenible?

  1. Productividad y mayores rendimientos
    especialmente en el tercer mundo, 8,98 millones de agricultores han adoptado prácticas agrícolas sostenibles, para un total de 28,92 millones de hectáreas cultivadas en Asia, América Latina y África;
    Los datos científicamente confiables recopilados de 89 proyectos muestran que estas prácticas conducen a un aumento en la productividad y rendimientos de 50-100% para cultivos no irrigados y 5-10% para riego. Los mayores éxitos se produjeron en Burkina Faso, donde pasó de un déficit de cereales de 644 kilos por año a un excedente anual de 153 kilos, en Etiopía, donde 12 500 familias de agricultores han disfrutado de un aumento de 60 % en rendimiento de cultivos y en Honduras y Guatemala, donde 45 familias vieron aumentar los rendimientos de 000-400 kg / ha a 600-2.000 kg / ha;
    Los estudios a largo plazo realizados en países industrializados muestran que los rendimientos de la agricultura orgánica son comparables a los de la agricultura convencional y, a menudo, son más altos. 
  1. Mejoramiento del suelo.
    Las prácticas agrícolas sostenibles reducen la erosión del suelo, mejoran la estructura física del suelo y su capacidad de retención de agua, factores cruciales para evitar la pérdida de cultivos durante los períodos de sequía;
    La fertilidad del suelo se mantiene y aumenta mediante prácticas agrícolas sostenibles;
    Los suelos cultivados con prácticas sostenibles muestran una mayor actividad biológica: un mayor número de lombrices de tierra, artrópodos, micorrizas y otros hongos y microorganismos, todos organismos útiles para el reciclaje de nutrientes y para la eliminación natural de enfermedades.
  1. Ambiente más limpio
    En la agricultura sostenible, el uso de productos químicos contaminantes es escaso o completamente ausente;
    Cantidades más bajas de nitratos y fósforo alcanzan el nivel freático;
    La filtración de agua es mejor en los sistemas de agricultura orgánica, que por lo tanto están menos expuestos a la erosión y contribuyen menos a la contaminación del agua por el lavado de la superficie;
  1. Reducción de pesticidas, sin aumento de parásitos.
    El control integrado de plagas redujo la cantidad de fumigación de pesticidas de 3,4 a uno por temporada en Vietnam, de 2,9 a 0,5 en Sri Lanka y de 2,9 a 1,1 en Indonesia;
    En la producción de tomate de California, la elección de no usar insecticidas sintéticos no condujo a ningún aumento en las pérdidas de cultivos debido al daño de las plagas;
    El control de plagas puede llevarse a cabo sin recurrir a pesticidas y sin que esto conduzca a pérdidas de cultivos, utilizando, por ejemplo, cultivos de 'trampa' para atraer al barrenador del maíz, como se ve en África Oriental, donde el barrenador es un parásito importante;
  1. Mantenimiento y uso de la biodiversidad.
    La agricultura sostenible promueve la biodiversidad en la agricultura, crucial para la seguridad alimentaria; la agricultura orgánica puede soportar un nivel mucho más alto de biodiversidad, con gran ventaja para las especies que han sufrido reducciones significativas;
    en Cuba, los sistemas agrícolas integrados son 1,45 a 2,82 veces más productivos que los monocultivos;
    en China, miles de productores de arroz duplicaron sus cultivos y casi eliminaron una de las enfermedades más devastadoras del arroz simplemente plantando una mezcla de dos variedades diferentes;
    La agricultura orgánica aumenta la biodiversidad, trayendo efectos beneficiosos como la recuperación de tierras degradadas, la mejora de la estructura del suelo y su capacidad para filtrar el agua.
  1. La agricultura orgánica es sostenible tanto desde el punto de vista del medio ambiente como de la economía.
    La investigación sobre la producción de manzanas con diferentes sistemas agrícolas ha revelado que la agricultura orgánica ocupa el primer lugar en términos de sostenibilidad ambiental y económica; el segundo lugar es el sistema de lucha integrada y el último el de la agricultura convencional; las manzanas orgánicas han demostrado ser las más rentables debido a su mayor precio de mercado, un retorno de la inversión más rápido y una recuperación de costos más rápida;
    un estudio realizado en toda Europa indicó que la agricultura orgánica ofrece mejores resultados que la agricultura convencional, en comparación con la gran mayoría de los indicadores ambientales;
    Una encuesta realizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) concluyó que las prácticas de agricultura orgánica aplicadas adecuadamente conducen a una mejora en las condiciones ambientales, a todos los niveles.
  1. Efectos positivos sobre el cambio climático, a través de la reducción del consumo de energía directa e indirecta.
    La agricultura orgánica utiliza la energía de manera mucho más eficiente y reduce significativamente las emisiones de CO2, en comparación con la agricultura convencional, tanto en términos de consumo directo de energía en forma de combustibles fósiles, como en términos de consumo indirecto asociado con uso de fertilizantes químicos sintéticos y pesticidas;
    La agricultura sostenible restaura la materia orgánica del suelo, aumentando la cantidad de carbono secuestrado en el suelo, restando así cantidades significativas de carbono de la atmósfera;
    La agricultura orgánica probablemente emite menos dióxido de nitrógeno (N2O), otro importante gas de efecto invernadero y una de las causas de la destrucción de la capa de ozono.
  1. Producción eficiente y de alta rentabilidad.
    En la agricultura orgánica, cualquier reducción en los rendimientos está más que compensada por las mejoras ecológicas y las ganancias de eficiencia;
    las granjas orgánicas más pequeñas producen mucho más por unidad de área que las parcelas mucho más grandes características de la agricultura convencional;
    en la agricultura orgánica, los costos de producción son a menudo más bajos que en la agricultura convencional, lo que lleva a rendimientos netos equivalentes o más altos, incluso sin la prima sobre los precios de los productos orgánicos; Al tener en cuenta los precios más altos de los productos orgánicos, las ganancias de este sistema agrícola son casi siempre más altas.
  1. Mayor seguridad alimentaria y beneficios para las comunidades locales.
    Una encuesta sobre los resultados de los proyectos de agricultura sostenible mostró que la producción promedio de alimentos por familia aumentó en 1,71 toneladas por año (hasta un 73%) para 4,42 millones de agricultores que trabajan 3,58 millones de hectáreas. , brindando grandes beneficios a las comunidades locales en términos de seguridad alimentaria y salud;
    El aumento de la productividad aumenta la cantidad de alimentos disponibles y los ingresos, por lo tanto, reduce la pobreza al aumentar el acceso a los alimentos, reducir la desnutrición y mejorar la salud y las condiciones de vida;
    Los métodos de agricultura sostenible se basan en gran medida en los conocimientos indígenas tradicionales y dan importancia a la experiencia de los agricultores y sus innovaciones, por lo tanto, mejoran su estatus social y autonomía, fortaleciendo las relaciones sociales y culturales dentro de las comunidades locales;
    por cada libra gastada en comprar productos agrícolas orgánicos (en un estudio del Reino Unido), se generan £ 2.59 para la economía local; por cada libra gastada en un supermercado, solo se generan 1,40 libras para la economía local.
  1. Mejores productos alimenticios saludables
    Los alimentos orgánicos son más seguros, ya que el uso de pesticidas está prohibido en la agricultura orgánica; Por lo tanto, es raro encontrar residuos químicos nocivos en estos alimentos;
    en la producción orgánica está prohibido el uso de aditivos artificiales, como grasas hidrogenadas, ácido fosfórico, aspartamo y glutamato monosódico, que se han relacionado con patologías muy diferentes, como enfermedades cardíacas, osteoporosis, migraña e hiperactividad;
    Varios estudios han demostrado que, en promedio, los alimentos orgánicos tienen un mayor contenido de vitamina C, minerales y fenoles, compuestos vegetales que pueden combatir las enfermedades cardíacas y el cáncer y aliviar las disfunciones neurológicas relacionadas con la edad, y un contenido significativamente menor de nitratos, que son tóxicos.
    Las prácticas de agricultura orgánica han demostrado tener efectos positivos en todos los aspectos de la salud y el medio ambiente. Además, estas prácticas agrícolas son en todas partes una fuente de seguridad alimentaria, bienestar social y cultural para todas las comunidades locales. La transición completa a todas las formas de agricultura sostenible en todo el mundo es necesaria y urgente.

Algunos de los científicos que forman el ISP (grupo de científicos independientes) en OMG:

Prof. Miguel Altieri
Profesor de Agroecología, Universidad de California, Berkeley, EE. UU.

Dr. Michael Antoniou
Profesor Titular de Genética Molecular, GKT School of Medicine, King's College, Londres.

Dra. Susan Bardocz
Bioquímica, anteriormente activa en el Instituto de Investigación Rowett, Escocia

Prof. David Bellamy OBE
Botánico, ambientalista y periodista de renombre internacional; galardonado con numerosos premios y galardones; Presidente y vicepresidente de muchas organizaciones de conservación y protección ambiental

Dra. Elizabeth Bravo V.
Biólogo, investigador y activista en campañas de información sobre temas de biodiversidad y OGM; cofundador de Acción Ecológica; profesor a tiempo parcial en la Universidad Política Salesiana, Ecuador

Prof. Joe Cummins
Profesor Emérito de Genética, Universidad del Oeste de Ontario, Londres, Ontario, Canadá.

Dr. Stanley Ewen
Histopatólogo en el Grampian University Hospitals Trust; ex profesor titular de patología de la Universidad de Aberdeen; gerente del Proyecto piloto de detección del cáncer colorrectal de Escocia.

Edward Goldsmith
Ambientalista, galardonado con numerosos premios y distinciones, erudito, autor y fundador de The Ecologist.

Dr. Brian Goodwin
Académico activo en la residencia, Schumacher College, Inglaterra.

Dra. Mae-Wan Ho
Cofundador y Director del Instituto de Ciencia en Sociedad; Editor de Science in Society; Consultor científico para la Red del Tercer Mundo y para la Lista de expertos para el Protocolo de Cartagena sobre seguridad de la biotecnología; Lector visitante, Open University, Reino Unido y profesor visitante de física orgánica, Universidad de Catania, Sicilia, Italia.

Prof. Malcolm Hooper

Profesor emérito de la Universidad de Sunderland; ex profesor de química médica, facultad de ciencias farmacéuticas, Politécnico de Sunderland; Jefe científico consulent para los veteranos de la Guerra del Golfo

Dr. Vyvyan Howard
Patólogo, Grupo de Patología del Desarrollo Toxico, Departamento de Anatomía Humana y Biología Celular, Universidad de Liverpool; Miembro del Comité Asesor sobre Plaguicidas del Gobierno del Reino Unido.

Dr. Brian John
Erudito en geomorfología y ciencias ambientales; Fundador y presidente desde hace mucho tiempo del West Wales Eco Center
 
Prof. Marijan Jošt
Profesor de Fitomejoramiento y Producción de Semillas, Colegio Agrícola Križevci, Croacia.
 
Lim Li Ching
Investigador, Instituto de Ciencia en Sociedad y Red del Tercer Mundo; Subdirector de Science in Society.
 
Dra. Eva Novotny
Astrónomo, activista en campañas sobre OMG para Científicos por la Responsabilidad Global, SGR

Prof. Bob Orskov OBE
Jefe de la Unidad Internacional de Recursos Alimenticios del Instituto Macaulay, Aberdeen, Escocia; Miembro de la Royal Society of Edinburgh, FRSE; Miembro de la Academia de Ciencias de Polonia

Dr. Michel Pimbert
Ecologista, Instituto Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo.

Dr. Arpad Pusztai
Consultor privado; anteriormente investigador principal en el Instituto de Investigación Rowett, Aberdeen, Escocia

David Quist
Profesor de ecología microbiana, División de Ciencias del Ecosistema, Ciencias Ambientales, Políticas y Gestión, Universidad de California, Berkeley, EE. UU.

Dr. Peter Rosset
Ecologista y experto en desarrollo rural; Codirector del Instituto de Política Alimentaria y de Desarrollo (Food First), Oakland, California, EE. UU.

Prof. Peter Saunders
Profesor de Matemática Aplicada en el King's College de Londres.

Dr. Veljko Veljkovic
Virólogo, experto en SIDA, Centro de Investigación e Ingeniería Multidisciplinaria, Instituto de Ciencias Nucleares, VINCA, Belgrado, Yugoslavia

Roberto Verzola
Filipinos verdes; Miembro de la Junta de Síndicos, PABINHI (red para la agricultura sostenible), Coordinador, SRI-Pilipinas.

Dr. Gregor Wolbring
Bioquímico, Universidad de Calgary, Alberta, Canadá; Profesor Adjunto Adjunto de Bioética, Universidad de Calgary; Profesor Asistente Adjunto, Universidad de Alberta; Fundador y Director Ejecutivo del Centro Internacional de Bioética, Cultura y Discapacidad; Fundador y Coordinador de la Red Internacional de Bioética y Discapacidad

Prof. Oscar B. Zamora
Profesor de Agronomía, Departamento de Agronomía, Universidad de Filipinas, Los Banos-College of Agriculture (UPLB-CA), College, Laguna, Filipinas.

(14 de julio de 2003) http://www.indicius.it/biotecnologie/no_ogm.htm