Reacciones adversas de la vacuna contra el VPH

Reacciones adversas de la vacuna contra el VPH

Autoimmun Rev. 2019 abr; 18 (4): 415-425. doi: 10.1016 / j.autrev.2018.12.005. Epub 2019 14 de febrero.

Inmunoglobulinas letales: autoanticuerpos y muerte súbita cardíaca.

Ryabkova VA, Shubik YV, Erman MV, Churilov LP, Kanduc D, Shoenfeld Y

Abstract

La muerte cardíaca súbita (SCD) es una muerte inesperada debido a causas cardíacas que ocurren en un corto período de tiempo (generalmente dentro de 1 hora del inicio de los síntomas) en una persona con enfermedad cardíaca conocida o desconocida. Los pacientes con cardiomiopatías, miocarditis, cardiopatía isquémica y canalopatías cardíacas corren el riesgo de sufrir SCD. Sin embargo, un cierto porcentaje de casos de MSC con autopsia negativa en jóvenes (<35 años) permanecen sin explicación incluso después de una prueba genética post mortem. Los autoanticuerpos contra las proteínas cardíacas pueden estar potencialmente involucrados en la patogénesis de diversas enfermedades cardíacas y en la aparición de SCD inexplicable. En esta revisión analizamos estudios clínicos y en animales que aclaran la prevalencia de estos autoanticuerpos en pacientes con diferentes patologías cardíacas y su relevancia fisiopatológica. Proponemos una clasificación de autoanticuerpos asociados con enfermedades del corazón y nos centramos en sus efectos moleculares y celulares. Los beta-anticuerpos del receptor adrenérgico y los anticuerpos anti-muscarínicos del receptor de acetilcolina influyen en las propiedades electrofisiológicas del miocardio y se han reportado como predictores independientes de SCD en pacientes con diversas patologías cardíacas. El mecanismo autoinmune se propone para reacciones adversas relacionadas con el corazón después de la vacunación del virus del papiloma humano (VPH). Compartir pentapéptidos entre antígenos de VPH, receptores adrenérgicos y receptores de acetilcolina muscarínicos respalda esta hipótesis. Los efectos desreguladores de los autoanticuerpos contra los canales de iones de calcio y potasio pueden ser la base del fenograma autoinmune de las canalopatías genéticas cardíacas, que también están asociadas con la MSC.


Droga Saf. 2017 Dec;40(12):1219-1229. doi: 10.1007/s40264-017-0574-6.

Posibles efectos adversos después de la vacunación contra el virus del papiloma humano: una relación temporal entre la administración de la vacuna y la aparición de síntomas en Japón

Ozawa K, Hineno A, Kinoshita T, Ishihara S, Ikeda SÍ.

Abstract

INTRODUCCIÓN: En Japón, después de recibir la vacuna contra el virus del papiloma humano, un número significativo de adolescentes experimentó varios síntomas, la mayoría de los cuales se atribuyeron al síndrome de dolor crónico regional, intolerancia ortostática y / o disfunción cognitiva. Sin embargo, no se ha establecido un vínculo causal entre la vacunación contra el virus del papiloma humano y el desarrollo de estos síntomas.

OBJETIVO: El propósito de este estudio fue aclarar la relación temporal entre la vacunación contra el virus del papiloma humano y la aparición de síntomas posteriores a la vacunación.

MÉTODOS: Entre junio de 2013 y diciembre de 2016, examinamos síntomas y resultados objetivos en 163 pacientes femeninas que habían recibido la vacuna contra el virus del papiloma humano. Utilizamos criterios de diagnóstico recientemente definidos para la inclusión precisa de pacientes que experimentaron síntomas adversos después de la vacunación contra el virus del papiloma humano; Estos criterios de diagnóstico se crearon para este estudio y, por lo tanto, su validez y fiabilidad no se han establecido.

RESULTADOS: Un total de 43 mujeres fueron excluidas. De los 120 pacientes restantes, 30 fueron diagnosticados con síntomas definidos relacionados con la vacuna y 42 fueron diagnosticados como probables. Entre estos 72 pacientes, la edad de la vacunación inicial varió de 11 a 19 años (en promedio 13,6 ± 1,6 años) y la edad al inicio de los síntomas varió de 12 a 20 años (en promedio 14,4 ± 1,7 años). Los pacientes recibieron la inyección inicial de la vacuna contra el virus del papiloma humano entre mayo de 2010 y abril de 2013. La primera niña afectada presentó síntomas en octubre de 2010 y las dos últimas niñas afectadas presentaron síntomas en octubre de 2015. Tiempo de inicio después la primera vacuna vacunosa varió de 1 a 1532 días (promedio 319,7 ± 349,3 días).

CONCLUSIONES: El período de vacunación contra el virus del papiloma humano se superpuso significativamente con el desarrollo de síntomas únicos después de la vacunación. En base a estos eventos secuenciales, se sugiere que la vacunación contra el virus del papiloma humano está relacionada con la prevalencia transitoriamente alta de los síntomas mencionados anteriormente, incluido el síndrome de dolor crónico regional y las disfunciones neurológicas y cognitivas en pacientes vacunados.


India J Med Ética. 2017 Apr-Jun;2(2):82-88.

Lecciones aprendidas en Japón de las reacciones adversas a la vacuna contra el VPH: una perspectiva de ética médica

Beppu H, Minaguchi M, Uchis K, Kumamoto K, Sekiguchi M, Yaju Y

Abstract

La vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) se ha asociado con una serie de reacciones adversas graves. La gama de síntomas es diversa y se desarrollan de manera multicapa durante un largo período de tiempo. El argumento a favor de la seguridad y la eficacia de la vacuna contra el VPH tiene los siguientes defectos: (i) no se tiene en cuenta la base genética de las enfermedades autoinmunes y los argumentos que no lo tienen en cuenta no pueden garantizar la seguridad del vacunas; (ii) no se tienen en cuenta los mecanismos de evasión inmune del VPH, que requieren que la vacuna contra el VPH mantenga un nivel de anticuerpos extraordinariamente alto durante un largo período de tiempo para que sea efectiva; y (iii) los límites de eficacia de la vacuna. También discutimos varios problemas que surgieron durante el desarrollo, la promoción y la distribución de la vacuna, así como las dificultades encontradas en el monitoreo de eventos adversos y en la verificación epidemiológica.


Autoimmun Rev. 2016 noviembre; 15 (11): 1054-1061. doi: 10.1016 / j.autrev.2016.07.030. Epub 2016 1 de agosto.

Del VHB al VPH: diseño de vacunas para campañas de vacunación grandes e intensivas en todo el mundo

Kanduc D, Shoenfeld Y

Abstract

Las proteínas HBsAg y HPV L1, los antígenos HBV y HPV utilizados en las vacunas actuales, comparten secuencias de aminoácidos con proteínas humanas como la proteína 5 asociada a la cardiomiopatía, la proteína titinic, arginina deiminasa, la proteína ubiquitina-ligasa E3 RNF19A, fagot, proteína G receptor de ácido graso acoplado, isoforma 2 de insulina y proteína quinasa quinasa quinasa 10 mitogénica, entre otros. Muchos péptidos compartidos también son parte de epítopos inmunopositivos. Los datos 1) respaldan la posibilidad de reacciones cruzadas entre los dos antígenos virales y las proteínas humanas que, cuando se alteran, pueden asociarse con enfermedades neuropsiquiátricas, cardiovasculares y metabólicas, como esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, diabetes y muerte súbita; 2) confirmar el concepto de que solo las vacunas basadas en secuencias únicas para patógenos podrían cancelar los riesgos potenciales de reactividad cruzada en los protocolos de vacunación.


Immunol Res. 2017 Feb;65(1):106-116. doi: 10.1007/s12026-016-8820-z.

Síndrome somatomorfo severo y síndromes disautonómicos después de la vacunación contra el VPH: series de casos y revisión de la literatura

Palmieri B, Poddighe D, Vadalà M, Laurino C, Carnovale C, Clementi E

Erratum en

Errata a: Síndromes somatomorfos graves y disautonómicos después de la vacunación contra el VPH: series de casos y revisión de la literatura. [Immunol Res. 2017]

Abstract

El virus del papiloma humano (VPH) es reconocido como una de las principales causas de cáncer de cuello uterino entre las mujeres de todo el mundo. Actualmente hay dos vacunas contra el VPH disponibles: Gardasil® y Cervarix®. Ambas vacunas contienen proteínas antigénicas virales, pero difieren en sistemas de cultivo biológico y componentes adyuvantes. Recientemente, se han descrito una serie de síntomas, que indican disfunción del sistema nervioso, después de la vacunación contra el VPH. Describimos retrospectivamente una serie de casos que incluyen 18 niñas (de 12 a 24 años) que se refieren a nuestra "Red Médica de Segunda Opinión" para la evaluación de "neuropatía con disfunción autonómica" después de la vacunación contra el VPH. Todas las niñas se quejaron de síntomas somatomorfos de larga duración e incapacitantes (que incluyen astenia, dolor de cabeza, disfunción cognitiva, mialgia, taquicardia sinusal y erupción cutánea) que se desarrollaron de 1 a 5 días (n = 11), 5-15 días (n = 5) y 15-20 días (n = 2) después de la vacunación. Estos casos pueden incluirse en la disfunción inmune descrita recientemente llamada síndrome autoinmune / inflamatorio inducido por adyuvante (ASIA). La vacuna contra el VPH, a través de su componente adyuvante, tiene la hipótesis de inducir una activación anormal del sistema inmune, que también involucra a las células glia en el sistema nervioso. La investigación adicional debe tener como objetivo definir los aspectos patológicos y clínicos de estas enfermedades posteriores a la vacunación e identificar un fondo genético que predisponga a estas reacciones adversas.

Hum Vaccin Immunother. 2016 de octubre de 2; 12 (10): 2662-2665. doi: 10.1080 / 21645515.2016.1192737. Epub 2016 13 de junio.

Eventos adversos después de la vacunación contra el VPH en Australia: establecimiento de una red clínica.

Crawford NW, Hodgson k, Oro m, Mantequilla j, Madera N; Red AEFI-CAN.

Abstract

OBJETIVO: Formalizar una red nacional colaborativa de eventos adversos después de la Red de Evaluación Clínica de Inmunización (AEFI-CAN) luego de la expansión del programa de inmunización contra el virus del papiloma humano australiano (VPH) en niños en 2013.

MÉTODOS: AEFI-CAN vinculó las clínicas estatales de seguridad de vacunas y el Departamento de Salud, incluida la Administración de Productos Terapéuticos (TGA). Teleconferencias mensuales para discutir casos relacionados con el VPH. Condiciones de interés de AEFI registradas en una base de datos centralizada.

RESULTADOS: Entre 1st Enero 2013 - 31st Octubre de 2014, se documentaron 118 VPH AEFI, 56% en hombres. La mediana de edad fue de 13 años (rango 12-16 años). La mayoría de los informes de AEFI fueron después de la dosis 1 (59%). 76 de 118 (64%) AEFI fueron vistos en una clínica de seguridad de vacunas: 62% en Victoria, NSW (16%), Australia del Sur (9%) y Australia Occidental (8%). Se llevaron a cabo ocho consultas de TeleSalud. AEFI se clasificaron como: erupción cutánea 24% de los informes (n = 28), urticaria / angioedema 23% (n = 27), anafilaxia 3% (n = 4). También se informó síncope (n = 12, 10%) y otros eventos neurológicos (n = 22, 19%).

CONCLUSIONES: Demostramos las ventajas de una red nacional, proporcionando un enfoque de colaboración para la revisión y gestión de AEFI. La red de seguridad de la vacuna puede aplicarse a cualquier programa de vacunación y tiene el potencial de colaborar más ampliamente con socios regionales de farmacovigilancia como Nueva Zelanda.


Clin Rheumatol. Julio 2015; 34 (7): 1165-9. doi: 10.1007 / s10067-015-2969-z. Epub 2015 20 de mayo.

Hipótesis: síndrome de vacunación contra el virus del papiloma humano: la neuropatía y la disautonomía de las fibras pequeñas podrían ser su patogenia subyacente.

Martínez-Lavín M

Abstract

La vacunación ha sido una de las medidas de salud pública más efectivas en la historia de la medicina. Sin embargo, se han descrito reacciones adversas aparentemente inexplicables después de la inyección de las vacunas más nuevas vs. virus del papiloma humano (VPH). Los síntomas que se informan con mayor frecuencia son dolor crónico con parestesias, dolores de cabeza, fatiga e intolerancia ortostática. Las reacciones adversas parecen ser más frecuentes después de la vacunación contra el VPH en comparación con otro tipo de inmunizaciones. Diferentes casos aislados y pequeñas series han descrito el desarrollo del síndrome de dolor regional complejo (SDRC), el síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS) y la fibromialgia después de la vacunación contra el VPH. Estas son enfermedades a menudo difíciles de diagnosticar que tienen características clínicas superpuestas. La disfunción del sistema nervioso simpático parece jugar un papel importante en la patogénesis de estos síndromes. Además, la neuropatía por fibras pequeñas se ha reconocido recientemente en CRPS, POTS y fibromialgia. Este artículo presenta la hipótesis de que la neuropatía y la disautonomía de las fibras pequeñas podrían ser la patogénesis subyacente común al grupo de reacciones raras, pero graves, que siguen a la vacunación contra el VPH. Los médicos deben ser conscientes de la posible asociación entre la vacuna contra el VPH y el desarrollo de estos disautonómicos dolorosos difíciles de diagnosticar.


Pediatr Dermatol. 2015 marzo-abril; 32 (2): e48-9. doi: 10.1111 / pde.12516. Epub 2015 18 de febrero.

Erupción de drogas liquenoides después de la vacunación con el virus del papiloma humano

Laschinger ME1, Schleichert RA, Verde B.

Abstract

Las reacciones a los medicamentos liquenoides se han relacionado con una larga y creciente lista de medicamentos, la mayoría de los cuales se usan principalmente en adultos, lo que hace que estas reacciones sean extremadamente raras en los niños. Hasta donde sabemos, este informe de caso es el primero de una erupción de drogas liquenoides en un niño después de la vacunación contra el virus del papiloma humano.

Curr Drug Saf. 2014 Mar;9(1):65-8.

Uveítis asociada a la vacuna del virus del papiloma humano.

Holt HD, Hinkle DM, Falk NS, Fraunfelder FT, Fraunfelder FW

Abstract

PROPÓSITO: Informar una posible asociación entre la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) y la uveítis.

MÉTODOS: Se recogieron informes espontáneos del Registro Nacional de Efectos Secundarios Oculares Inducidos por Drogas, la Organización Mundial de la Salud y la Administración de Drogas y Alimentos sobre la uveítis asociada con la vacunación contra el virus del papiloma humano. Se realizó una búsqueda en MEDLINE utilizando las palabras clave "uveítis", "iritis", "iridociclitis", "virus del papiloma humano", "Cervarix" y "Gardasil".

LAS PRINCIPALES MEDIDAS: Los datos obtenidos de los informes espontáneos incluyeron la edad, el sexo, la reacción adversa al fármaco (ADR), la fecha de administración, la administración concomitante de otras vacunas, el tiempo hasta el inicio de la ADR, otras reacciones sistémicas y los datos de deselección y rechazo.

RESULTADOS: Se identificaron un total de 24 informes de casos de uveítis asociados con la vacunación contra el virus del papiloma humano, todos los casos fueron mujeres y la edad promedio fue de 17. El tiempo promedio desde la vacunación contra el VPH hasta la RAM informada fue de 30 días (rango 0-476 días).

DISCUSIÓN: Según los criterios de la Organización Mundial de la Salud, la relación entre la vacuna contra el virus del papiloma humano y la uveítis es "posible". Las evaluaciones de causalidad se basan en la relación temporal de la administración del fármaco, el desarrollo de la uveítis y los datos de desafío.

CONCLUSIONES: Los médicos deben estar al tanto de una posible uveítis bilateral y papilitis después de la vacunación contra el VPH.


BMJ Case Rep. 2012 8 de mayo; 2012. pii: bcr0220125797. doi: 10.1136 / bcr.02.2012.5797.

Reacción de hipersensibilidad a la vacuna contra el virus del papiloma humano debido al polisorbato 80.

Badiu I, Geuna M, Heffler E, Rolla G

Abstract

Una niña de 17 años reportó urticaria generalizada, angioedema de párpados, rinoconjuntivitis, disnea y sibilancias 1 h después de la tercera administración intramuscular de la vacuna cuadrivalente contra el virus del papiloma humano (Gardasil). Fue tratada con antihistamínicos y corticosteroides con alivio inmediato de la rinitis y la disnea, mientras que la urticaria y el angioedema duraron 24 h. La prueba intradérmica con Gardasil, que contiene polisorbato 80 (PS80), resultó positiva, mientras que las pruebas cutáneas con la vacuna bivalente fueron negativas. La prueba de punción realizada con PS80 resultó positiva en el paciente y negativa en diez controles sanos. El resultado de la prueba de activación de basófilos CD203 fue negativo para PS80 en todas las diluciones probadas y no se encontró IgE específica. Como se recomendó la vacuna contra la gripe, los autores probaron dos vacunas contra la gripe, una que contenía PS80 (Fluarix, GSK), que resultó positiva y otra vacuna contra la gripe sin adyuvante o conservante (Vaxigrip, Sanofi Pasteur MSD), que dio resultados negativos. Luego, el paciente recibió Vaxigrip sin reacciones adversas.


Dermatología. 2010;221(3):197-200. doi: 10.1159/000319852.

La vacuna contra el virus del papiloma humano cuadrivalente: eritema multiforme y efectos secundarios cutáneos después de la administración.

Pérez-Carmona L, Aguayo-Leiva I, González-García C, Jaén-Olasolo P.

Abstract

La vacuna cuadrivalente contra el virus del papiloma humano (qHPV), la primera vacuna que se usa en la prevención del cáncer cervical y el condiloma acuminatum, se aprobó en junio de 2006. En 2008, los medios de comunicación informaron sospechas de vínculos entre la vacuna qHPV y los eventos adversos graves; sin embargo, varios estudios han encontrado que la vacuna es segura y los principales eventos adversos son reacciones locales leves. El eritema multiforme (EM) es un síndrome cutáneo o mucocutáneo autolimitado agudo que se caracteriza por la aparición brusca de lesiones diana simétricas. Las manifestaciones clínicas y las características histológicas de la EM, el síndrome de Stevens-Johnson y la necrólisis epidérmica tóxica muestran una superposición considerable, y se considera clásicamente que representan un espectro de trastornos de la piel. Presentamos un caso de EM después de la vacunación contra qHPV para revisar los efectos secundarios cutáneos de esta vacuna y la posibilidad de efectos secundarios más graves con la administración de dosis de refuerzo.


BMJ. 2008 2 de diciembre; 337: a2642. doi: 10.1136 / bmj.a2642.

Reacciones de hipersensibilidad a la vacuna contra el virus del papiloma humano en colegialas australianas: estudio de cohorte retrospectivo.

Kang LW, Crawford N., Tang ML, Mantequilla j, Royle J, Oro m, Ziegler C., Quinn P, Elia S, Choo S.

Abstract

OBJETIVO: Describir los resultados de la evaluación clínica, las pruebas cutáneas y el desafío de la vacuna en adolescentes escolares con sospecha de hipersensibilidad a la vacuna contra el virus del papiloma humano cuadrivalente introducida en las escuelas australianas en 2007.

DE DISEÑO: Estudio de cohortes retrospectivo

AJUSTE: Dos centros terciarios de alergia pediátrica en Victoria y Australia del Sur, Australia.

PARTICIPANTES: 35 escolares de 12 a 18.9 años con sospecha de reacciones de hipersensibilidad a la vacuna contra el virus del papiloma humano cuadrivalente.

LAS PRINCIPALES MEDIDAS: Revisión clínica y punción cutánea y pruebas intradérmicas con la vacuna cuadrivalente y posterior desafío con la vacuna.

RESULTADOS: 35 escolares con sospecha de hipersensibilidad a la vacuna contra el virus del papiloma humano cuadrivalente fueron notificadas a los servicios especializados de inmunización en 2007, después de que se administraron más de 380 000 dosis en las escuelas. De estas 35 colegialas, 25 aceptaron una evaluación adicional. Veintitrés (92%) experimentaron reacciones después de la primera dosis. Trece (52%) experimentaron urticaria o angioedema, y ​​de estos, dos experimentaron anafilaxia. Trece tenían erupción generalizada, uno con angioedema. El tiempo medio de reacción fue de 90 minutos. Diecinueve (76%) se sometieron a pruebas cutáneas con la vacuna cuadrivalente: todas resultaron negativas en la prueba de punción cutánea y una fue positiva en la prueba intradérmica. Dieciocho (72%) fueron cuestionados posteriormente con la vacuna cuadrivalente y tres (12%) fueron elegidos para recibir la vacuna bivalente. Diecisiete toleraron el desafío y uno informó una urticaria limitada cuatro horas después de la administración de la vacuna. Se encontró que solo tres de las 25 colegialas tenían hipersensibilidad probable a la vacuna cuadrivalente.

CONCLUSIÓN: La verdadera hipersensibilidad a la vacuna cuadrivalente contra el virus del papiloma humano en colegialas australianas fue poco frecuente y la mayoría toleró dosis posteriores.


SAGE Open Med. 2019 8 de enero; 7: 2050312118822650. doi: 10.1177 / 2050312118822650. eCollection 2019.

Un estudio transversal de la relación entre la exposición a la vacuna contra el virus del papiloma humano y la incidencia de asma en los Estados Unidos.

Geier DA, Kern JK, Geier MR

Abstract

OBJETIVOS: El asma es un trastorno crónico que afecta a personas de todas las edades y afecta la calidad de sus vidas. Este estudio transversal de prueba de hipótesis evaluó la relación entre la vacuna contra el virus del papiloma humano y el riesgo de un diagnóstico de asma incidente en un período temporal definido posterior a la vacunación.

MÉTODOS: Los datos de la Encuesta nacional de examen de salud y nutrición 2015-2016 se examinaron para un grupo de 60,934,237 personas ponderadas entre 9 y 26 años de edad en el software de análisis estadístico.

RESULTADOS: El incidente de asma reportado se agrupó significativamente en el año de la vacunación reportada contra el virus del papiloma humano. Cuando los datos se separaron por género, los efectos observados se mantuvieron significativos para hombres pero no para mujeres.

CONCLUSIÓN: Los resultados sugieren que la vacunación contra el virus del papiloma humano resultó en un exceso de 261,475 casos de asma con un costo directo directo excesivo estimado de esas personas de 42 mil millones de dólares. Sin embargo, no está claro qué parte de la vacuna y / o medio de vacuna puede haber aumentado la susceptibilidad de un individuo a un episodio de asma, si el diagnóstico de asma representó un episodio de asma o si es crónico, y cuánto apoyo terapéutico fue necesario (si lo hubiera) y por cuánto tiempo, lo que afectaría el costo. A pesar de los resultados negativos en este estudio, la vacunación de rutina es una herramienta importante de salud pública, y los resultados observados deben considerarse en este contexto.


BMC Neurol. 2018 Dec 28;18(1):222. doi: 10.1186/s12883-018-1233-y.

Miastenia grave después de la vacunación contra el virus del papiloma humano: reporte de un caso.

Chung JY, Lee SJ, Shin BS, Kang HG

Abstract

FONDO: La miastenia gravis (MG), un trastorno neuromuscular autoinmune, ocurre debido a los autoanticuerpos contra los receptores de acetilcolina. Los síntomas de MG pueden ser desencadenados por varias vacunas. Muchos estudios han evaluado la seguridad y los eventos adversos de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH). Aquí, presentamos un caso potencialmente mortal de síntomas de MG ocular y bulbar después de la vacunación contra el VPH y una breve revisión de la literatura.

PRESENTACIÓN DE CASO: Una mujer de 23 años se presentó con diplopia binocular, ptosis, disartria y disfagia, que ocurrió el tercer día después de la segunda administración de la vacuna contra el VPH. Fue diagnosticada con MG en función de la historia, las características clínicas y los resultados de las pruebas. Sus síntomas empeoraron al tercer día después del ingreso, y fue transferida a la unidad de cuidados intensivos con ventilación mecánica. Al séptimo día después del ingreso, debido a molestias en el tórax derecho, se sospechaba embolia pulmonar. Se realizó una traqueotomía el día 3 de ventilación mecánica. En la cuarta semana, se extrajo el tubo de traqueotomía; Todos los síntomas se habían resuelto completamente al alta. La siguieron durante 3 meses sin recurrencia o tratamiento adicional.

CONCLUSIÓN: La vacuna contra el VPH puede causar MG debido a respuestas autoinmunes anormales inesperadas. Se necesitan estudios adicionales para aclarar la posible relación causal entre la vacuna contra el VPH y las complicaciones neurológicas y para evaluar la seguridad de la vacuna.


Cureus. 2018 de septiembre de 24; 10 (9): e3352. doi: 10.7759 / cureus.3352.

Neuritis óptica bilateral simultánea después de la vacunación contra el virus del papiloma humano en un niño pequeño.

Michael NDB, Tuan Jaffar TN, Hussein A, Wan Hitam WH

Abstract

La neuritis óptica inducida por la vacunación no es común. Se ha informado el desarrollo de neuritis óptica después de varias vacunas, lo que sugiere una posible asociación entre la neuritis óptica y la vacunación. De esos casos reportados, las vacunas contra la influenza han sido las más comunes. Aunque es raro, los pacientes que desarrollaron neuritis óptica después de la vacunación contra el VPH también presentaron otros síndromes desmielinizantes del sistema nervioso central (SNC), especialmente después de una dosis de refuerzo. Presentamos un caso raro de neuritis óptica bilateral aislada simultánea después de la primera dosis de una vacuna contra el VPH en un niño pequeño. Recibió tratamiento con un corticosteroide sistémico que resultó en un buen resultado clínico sin desarrollar ninguna enfermedad desmielinizante.


mmunol Res. 2018 Dec;66(6):744-754. doi: 10.1007/s12026-018-9036-1.

Disfunción autónoma e inmunización contra el VPH: una visión general.

Blitshteyn S, Brinth L., Hendrickson JE, Martinez-Lavin M.

Erratum en

Corrección a: disfunción autónoma e inmunización contra el VPH: una visión general. [Immunol Res. 2018]

Abstract

Este artículo revisa la serie de casos reportados de varios países que describen pacientes con sospecha de efectos secundarios graves a las vacunas contra el VPH. Los grupos de síntomas descritos son notablemente similares e incluyen fatiga incapacitante, dolor de cabeza, dolor generalizado, desmayos, dismotilidad gastrointestinal, debilidad de las extremidades, episodios de alteración de la memoria de conciencia alterada y movimientos anormales. Esta constelación de síntomas y signos se ha etiquetado con diferentes diagnósticos, como síndrome de dolor regional complejo (SDRC), síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS), neuropatía de fibra pequeña (SFN), encefalomielitis mialgica / síndrome de fatiga crónica (EM / SFC), o fibromialgia. Se sabe que la autoinmunidad y los autoanticuerpos están presentes en un subconjunto de pacientes con CRPS, POTS, SFN, ME / CFS y fibromialgia. Este artículo propone que la disfunción autonómica mediada por inmunidad y activada por la vacuna podría conducir al desarrollo del síndrome de vacunación de novo posterior al VPH, posiblemente en individuos genéticamente susceptibles. Sabiendo que una relación temporal entre la vacunación y el inicio de los síntomas no necesariamente equivale a la causalidad, la creciente evidencia de series de casos requiere estudios de casos y controles bien diseñados para determinar la prevalencia y la posible causa entre estos grupos de síntomas y las vacunas contra el VPH. Dado que la medicina personalizada está ganando impulso, el uso de la adversómica y la farmacogenética puede eventualmente ayudar a identificar a las personas que están predispuestas a los eventos adversos de la vacuna contra el VPH.


Reumatol Clin. 2018 julio - agosto; 14 (4): 211-214. doi: 10.1016 / j.reuma.2018.01.014. Epub 2018 13 de marzo.

Síndrome de vacunación contra el VPH: un espejismo clínico o un nuevo modelo trágico de fibromialgia.

Martínez-Lavín M

Abstract

Investigadores independientes han descrito la aparición de un síndrome disautonómico doloroso crónico poco después de la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH). La veracidad de este síndrome es objeto de acalorados debates. Muchos de los casos de vacunación posteriores al VPH reportados cumplen los criterios diagnósticos de fibromialgia. Este artículo analiza los argumentos a favor de la existencia de un síndrome asociado a la vacuna contra el VPH. Propusimos que el modelo disautonómico-neuropático de fibromialgia podría ayudar en el proceso diagnóstico y terapéutico en aquellos pacientes en los que el inicio de una enfermedad crónica dolorosa comenzó después de la inmunización contra el VPH. Por otro lado, si se corrobora su veracidad, el síndrome de vacunación contra el VPH puede convertirse en un nuevo modelo trágico de fibromialgia.


Autoimmun Rev. Julio 2014; 13 (7): 736-41. doi: 10.1016 / j.autrev.2014.01.054. Epub 2014 24 de enero.

Sobre la relación entre la vacuna del virus del papiloma humano y las enfermedades autoinmunes.

Pellegrino P., Carnovale C, Wells M, Antoniazzi S, Perrone V, D guardado, Querido m, Brusadelli T, Clementi E, Raíz S

Abstract

Las vacunas del virus del papiloma humano (VPH) se introdujeron para reducir la incidencia de cáncer de cuello uterino. La vacuna bivalente es efectiva contra el VPH-16, -18, -31, -33 y -45, mientras que la vacuna cuadrivalente es efectiva contra los tipos de VPH-16, 18, 31, 6 y 11. La inmunización, recomendada para mujeres adolescentes, ha llevado a una alta cobertura de vacuna en muchos países. Junto con la introducción de las vacunas contra el VPH, en la literatura y las bases de datos de farmacovigilancia se han informado varios casos de aparición o exacerbaciones de enfermedades autoinmunes después de la vacuna, lo que ha generado inquietudes sobre su seguridad. Sin embargo, este programa de vacunación se ha introducido en una población con alto riesgo de aparición de enfermedades autoinmunes, lo que dificulta la evaluación del papel de la vacuna contra el VPH en estos casos y hasta el momento no se han informado estudios concluyentes. Por lo tanto, hemos analizado y revisado exhaustivamente todos los informes de casos y estudios que tratan sobre el inicio de una enfermedad autoinmune en sujetos vacunados o la seguridad en pacientes con enfermedades autoinmunes para definir el papel de las vacunas contra el VPH en estas enfermedades y, por lo tanto, su seguridad. Se proporcionó una evidencia sólida de relación causal en pocos casos en los estudios examinados, y el riesgo vs. El beneficio de la vacunación aún no se ha resuelto. La vigilancia continua de la seguridad de esta vacuna sigue siendo de suma importancia.


J Investig Med Representante de caso de alto impacto. 2014 de marzo de 18; 2 (1): 2324709614527812. doi: 10.1177 / 2324709614527812. eCollection 2014 enero-marzo.

Taquicardia ortostática postural con fatiga crónica después de la vacunación contra el VPH como parte del "Síndrome autoinmune / autoinflamatorio inducido por adyuvantes": informe de caso y revisión de la literatura.

Tomljenovic L, Colafrancesco S, Perricone C, Shoenfeld Y

Abstract

Presentamos el caso de una niña de 14 años que desarrolló el síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS) con fatiga crónica 2 meses después de la vacunación con Gardasil. El paciente sufría dolores de cabeza persistentes, mareos, síncope recurrente, mala coordinación motora, debilidad, fatiga, mialgias, entumecimiento, taquicardia, disnea, trastornos visuales, fonofobia, deterioro cognitivo, insomnio, trastornos gastrointestinales y una pérdida de peso de 20 libras. La evaluación psiquiátrica descartó la posibilidad de que sus síntomas fueran psicógenos o relacionados con trastornos de ansiedad. Además, el paciente dio positivo por ANA (1: 1280), anticoagulante lúpico y antifosfolípido. En el examen clínico presentó livedo reticularis y le diagnosticaron el síndrome de Raynaud. Este caso cumple los criterios para el síndrome autoinmune / autoinflamatorio inducido por adyuvantes (ASIA). Debido a que la vacunación contra el virus del papiloma humano se recomienda universalmente a los adolescentes y porque los POTS con frecuencia resultan en discapacidades a largo plazo (como fue el caso en nuestro paciente), se recomienda un seguimiento exhaustivo de los pacientes que presentan quejas relevantes después de la vacunación.


Frente Neurol. 2014 de noviembre de 28; 5: 230. doi: 10.3389 / fneur.2014.00230. eCollection 2014.

Características clínicas en pacientes con miofascitis macrófaga de larga duración.

Rigolet M, Aouizerate J, Couette M, Ragunathan-Thangarajah N, Aoun-Sebaiti M, Gherardi RK, Cadusseau J, Authier FJ

Abstract

La miofascitis por macrófagos (MMF) es una afección emergente caracterizada por lesiones musculares específicas que evalúan la persistencia anormal a largo plazo del hidróxido de aluminio dentro de los macrófagos en el sitio de la inmunización previa. Los pacientes afectados suelen ser adultos de mediana edad, que se presentan principalmente con artromialgia difusa, fatiga crónica y marcados déficits cognitivos no relacionados con el dolor, la fatiga o la depresión. Las características clínicas generalmente corresponden a las observadas en el síndrome de fatiga crónica / encefalomielitis mialgica. Las características representativas de la disfunción cognitiva asociada con MMF incluyen el síndrome disejecutivo, el deterioro de la memoria visual y la extinción del oído izquierdo en la prueba de escucha dicótica. La mayoría de los pacientes cumplen los criterios de deterioro cognitivo leve no amnésico / disejecutivo, aunque algunos déficits cognitivos parecen inusualmente severos. La disfunción cognitiva parece estable en el tiempo, a pesar de las marcadas fluctuaciones. Los potenciales evocados pueden mostrar anomalías en línea con la participación del sistema nervioso central, con un patrón neurofisiológico que sugiere desmielinización. La SPECT de perfusión cerebral muestra un patrón de anomalías corticales y subcorticales generalizadas, con hipoperfusiones relacionadas con deficiencias cognitivas. La combinación de dolor musculoesquelético, fatiga crónica y trastornos cognitivos genera discapacidades crónicas con posible exclusión social. Los enfoques terapéuticos clásicos generalmente son insatisfactorios y dificultan la atención al paciente.


Autoimmun Rev. 2019 4 de mayo. Pii: S1568-9972 (19) 30109-0. doi: 10.1016 / j.autrev.2019.05.006. [Epub antes de imprimir]

Síndrome de mialgia y fatiga crónica después de la inmunización: la miofascitis por macrófagos y los estudios en animales apoyan el vínculo con la persistencia y la propagación adyuvante de aluminio en el sistema inmune.

Gherardi RK, Crépeaux G, Authier FJ

Abstract

La encefalomielitis mialgica / síndrome de fatiga crónica (EM / SFC) es una enfermedad incapacitante multifactorial y poco deficiente. Presentamos evidencia epidemiológica, clínica y experimental de que el EM / SFC constituye un tipo importante de efectos adversos de las vacunas, en particular las que contienen adyuvantes de aluminio particularmente degradables. La evidencia surgió muy lentamente debido a la multiplicidad, la falta de especificidad, la aparición tardía y la subestimación médica frecuente de los síntomas de EM / SFC. Fue respaldado por un estudio epidemiológico que comparó a los militares vacunados con los militares no vacunados que permanecieron indefensos durante la Segunda Guerra del Golfo. Los pacientes afectados padecen disfunciones cognitivas que afectan la atención, la memoria y las conexiones interhemisféricas, bien correlacionadas con defectos de perfusión cerebral y asociadas con un modelo estereotipado y característico de hipometabolismo cerebral de glucosa. La biopsia del músculo deltoides realizada para investigar la mialgia generalmente produce miofascita de macrófagos (MMF), un biomarcador histológico que evalúa la persistencia duradera de los aglomerados de aluminio dentro de las células inmunes innatas en el sitio de la inmunización previa. El MMF aparentemente está relacionado con la desintoxicación de partículas minerales alteradas por la maquinaria de xenón / autofagia. La comparación entre la toxicología de las diferentes formas de aluminio y los diferentes tipos de exposición es engañosa e inadecuada, y los experimentos con animales pequeños han anulado el viejo dogma. En lugar de solubilizarse rápidamente en el espacio extracelular, las partículas de aluminio inyectadas son capturadas rápidamente por las células inmunes y transportadas a órganos distantes y al cerebro donde provocan una respuesta inflamatoria y ejercen neurotoxicidad selectiva a dosis selectivas bajas. Las observaciones clínicas y los experimentos con ovejas, un animal grande como los humanos, han confirmado tanto la propagación sistémica como los efectos neurotóxicos de los adyuvantes de aluminio. La post-inmunización ME / CFS representa la manifestación principal del "síndrome autoinmune / inflamatorio inducido por adyuvante" (ASIA).


J Inorg Biochem. 2012 Dic; 117: 85-92. doi: 10.1016 / j.jinorgbio.2012.08.015. Epub 2012 30 de agosto.

Detección del ADN del gen L1 del virus del papiloma humano (VPH) posiblemente unido al adyuvante de aluminio en partículas en la vacuna contra el VPH Gardasil.

Lee SH

Abstract

Los médicos de nueve países enviaron muestras de Gardasil (Merck & Co.) para analizar la presencia de ADN del virus del papiloma humano (VPH) porque sospechaban que el ADN residual del VPH recombinante que quedaba en la vacuna podría haber sido un factor que contribuyó a que algunos de los efectos secundarios no explicados posteriores a la vacunación. Se recibió un total de 16 paquetes de Gardasil de Australia, Bulgaria, Francia, India, Nueva Zelanda, Polonia, Rusia, España y los Estados Unidos. Se usó un método de reacción en cadena de la polimerasa anidada (PCR) usando los cebadores degenerados MY09 / MY11 para la amplificación inicial y los cebadores de PCR anidados basados ​​en GP5 / GP6 para la segunda amplificación para preparar la plantilla para la secuenciación de ADN de ciclo automático directo de un segmento hipervariable de El gen HPV L1 que se utiliza para la fabricación de la proteína de la cápside HPV L1 mediante una tecnología de ADN recombinante en la producción de vacunas. La detección del ADN del VPH y el genotipo del VPH de todas las muestras positivas finalmente se validaron mediante el análisis BLAST (Herramienta de búsqueda de alineación local básica) de una secuencia de 45-60 bases del electroferograma generado por computadora. Los resultados mostraron que las 16 muestras de Gardas, cada una con un número de lote diferente, contenían fragmentos de ADN de HPV-11, o ADN de HPV-18, o una mezcla de fragmentos de ADN de ambos genotipos. Se descubrió que el ADN del VPH detectado se unía firmemente a la fracción insoluble resistente a la proteinasa, presumiblemente de nanopartículas amorfas de sulfato de hidroxifosfato de aluminio (AAHS) utilizadas como adyuvante. La importancia clínica de estos fragmentos residuales de ADN del VPH unidos a un adyuvante a base de minerales en partículas es incierta después de la inyección intramuscular, y requiere más investigación para la seguridad de la vacunación.


Curr Med Chem. 2014 Mar;21(7):932-40.

Los perfiles de fusión pueden afectar la detección de fragmentos residuales de ADN del gen HPV L1 en Gardasil®.

Lee SH

Abstract

Gardasil® es una vacuna basada en proteínas del virus del papiloma humano (VPH) cuadrivalente que contiene proteínas de la cápside L1 específicas de genotipo de HPV-16, HPV-18, HPV-6 y HPV-11 en forma de partículas similares a virus (VLP) como El ingrediente activo. Las VLP se producen mediante una tecnología recombinante de ADN. No está claro si los fragmentos residuales de ADN del gen HPV L1 en los productos de la vacuna se consideran contaminantes o excipientes de la vacuna Gardasil®. Debido a que los fragmentos de ADN viral desnudos, si están presentes en la vacuna, pueden unirse al adyuvante insoluble de sulfato de hidroxifosfato de aluminio amorfo (AAHS) que puede ayudar a entregar el ADN extraño a los macrófagos, causando efectos fisiopatológicos no deseados, se realizaron experimentos para desarrollar pruebas para el gen L1 del VPH. Fragmentos de ADN en los productos finales de Gardasil® por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) y secuenciación directa de ADN. Los resultados mostraron que si bien los fragmentos de ADN de L11gene de HPV-18 y HPV-1 en Gardasil® se amplificaron fácilmente con los cebadores degenerados GP6 / MY11 comunes, el ADN de L16gene de HPV-1 L1gene puede necesitar cebadores de PCR no degenerados especialmente diseñados para la amplificación en diferentes regiones del gen LXNUMX y diferentes condiciones rigurosas para la detección. Estos perfiles de fusión variables del ADN del VPH en la fracción insoluble de la vacuna Gardasil® sugieren que los fragmentos de ADN del VPH están firmemente unidos al adyuvante de aluminio AAHS. Todos los métodos desarrollados para detectar el ADN residual del VPH en la vacuna Gardasil® para garantizar la calidad deben tener en cuenta los perfiles de fusión variables del ADN para evitar resultados falsos negativos.


J Clin Neuromuscul Dis. 2016 Sep;18(1):37-40. doi: 10.1097/CND.0000000000000130.

Neuropatía de fibra pequeña después de la vacunación.

Kafaie J, Kim m, Krause E.

Abstract

OBJETIVO: Identificar la relación clínica y cuantitativa entre las vacunas y la neuropatía por fibras pequeñas (SFN). SFN se refiere a fibras sensoriales y / o autónomas dañadas no mielinizadas o finamente mielinizadas. El diagnóstico se basa principalmente en la presentación clínica. La densidad intraepidérmica de la fibra nerviosa puede proporcionar confirmación diagnóstica con una sensibilidad del 88% y una especificidad del 91%. Sin embargo, la posible asociación entre la vacunación y la polineuropatía de fibra pequeña no está bien definida.

MÉTODOS: Estudio de caso

RESULTADOS: Una adolescente blanca de catorce años presentó dolor generalizado intratable durante 1.5 años. El dolor disestésico ardiente comenzó en la espalda baja y progresó a todas las extremidades 9 días después de la vacunación contra el virus del papiloma humano. El dolor persistió a pesar de varios medicamentos para el dolor. El examen fue significativo para la alodinia de la escápula derecha (T4-T6) y la disminución de la sensación de pinchazo en los pies. RM cerebral con y sin contraste, MR cara, órbita con y sin contraste, y MR cervical, espinas lumbares con y sin contraste fueron normales. Los estudios de conducción nerviosa / estudios de electromiografía fueron irrelevantes, y la biopsia de piel del muslo y el pie derecho mostró baja densidad de fibra nerviosa intraepidérmica con densidad normal de fibra nerviosa de la glándula sudorípara.

CONCLUSIONES: Este informe de caso describe un inicio agudo de SFN no dependiente de la longitud potencialmente relacionado con la administración de la vacuna contra el virus del papiloma humano. La revisión de la literatura incluye varios estudios de casos similares, y se han propuesto varios procesos patológicos para las polineuropatías asociadas a la vacuna. Algunas teorías describen la hipersensibilidad inmunomediada a los solventes / adyuvantes y / o la invasión del sistema nervioso a través de una infección prolongada y menos virulenta. Sin embargo, la falta requiere que la evidencia se revise cuidadosamente.


Pasante Med. 2016; 55 (21): 3181-3184. Epub 2016 Nov 1.

Dos casos de encefalomielitis diseminada aguda después de la vacunación contra el virus del papiloma humano.

Sekiguchi K, Yasui N., Kowa H, Kanda F, Toda T.

Abstract

Presentamos aquí dos casos de encefalomielitis aguda diseminada (ADEM) luego de la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH). El caso 1 experimentó diplopía y desarrolló una marcha inestable 14 días después de una segunda vacuna de Cervarix. La resonancia magnética cerebral (IRM) mostró una pequeña lesión desmielinizante aislada en el tegmento pontino. El caso 2 experimentó fiebre y disestesia de extremidades 16 días después de una segunda vacuna de Gardasil. La resonancia magnética cerebral reveló una lesión hiperintensa en la protuberancia con leve edema en una imagen ponderada en T2. Ambos casos se resolvieron por completo. Es importante acumular más datos sobre casos confirmados de ADEM temporalmente asociados con la vacuna contra el VPH.


J Toxicol Environment Health A. 2018; 81 (14): 661-674. doi: 10.1080 / 15287394.2018.1477640. Epub 2018 11 de junio.

Disminución de la probabilidad de embarazo en mujeres de EE. UU. De 25 a 29 años que recibieron una inyección de la vacuna contra el virus del papiloma humano.

DeLong G

Abstract

Las tasas de natalidad en los Estados Unidos han caído recientemente. Las tasas de natalidad por 1000 mujeres de 25 a 29 años disminuyeron de 118 en 2007 a 105 en 2015. Un factor puede ser la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH). Poco después de que se autorizó la vacuna, surgieron varios informes de receptores que experimentaron insuficiencia ovárica primaria. Este estudio analizó la información recopilada en la Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición, que representaba a 8 millones de mujeres de 25 a 29 años que residían en los Estados Unidos entre 2007 y 2014. Aproximadamente el 60% de las mujeres que no recibieron la vacuna contra el VPH tenían ha estado embarazada al menos una vez, mientras que solo el 35% de las mujeres expuestas a la vacuna habían concebido. Para las mujeres casadas, se descubrió que el 75% que no recibió la vacuna concibió, mientras que solo el 50% que recibió la vacuna había estado embarazada. Utilizando la regresión logística para analizar los datos, se estimó la probabilidad de haber estado embarazada para las mujeres que recibieron la vacuna contra el VPH en comparación con las mujeres que no recibieron la vacuna. Los resultados sugieren que las mujeres que recibieron la vacuna contra el VPH tenían menos probabilidades de haber estado embarazadas que las mujeres del mismo grupo de edad que no recibieron la vacuna. Si el 100% de las mujeres en este estudio hubieran recibido la vacuna contra el VPH, los datos sugieren que el número de mujeres que alguna vez concibieron habría disminuido en 2 millones. Por lo tanto, se justifica un estudio adicional sobre la influencia de la vacuna contra el VPH en la fertilidad.


Clin Pediatr (Fila). Mayo de 2018; 57 (5): 603-606. doi: 10.1177 / 0009922817728701. Epub 2017 4 de septiembre.

Autoinmunidad, neuropatía autonómica y la vacunación contra el VPH: una subpoblación vulnerable.

Schofield JR, Hendrickson JE


Clin Rheumatol. 2017 Oct; 36 (10): 2169-2178. doi: 10.1007 / s10067-017-3768-5. Epub 2017 20 de julio.

Eventos adversos graves después de la vacunación contra el VPH: una revisión crítica de ensayos aleatorios y series de casos posteriores a la comercialización.

Martínez-Lavín M, Amezcua-Guerra L

Erratum en

Errata a: Eventos adversos graves después de la vacunación contra el VPH: una revisión crítica de ensayos aleatorios y series de casos posteriores a la comercialización. [Clin Rheumatol. 2017]

Abstract

Este artículo revisa críticamente los eventos adversos graves de la vacuna contra el VPH descritos en ensayos aleatorios previos a la licencia y en series de casos posteriores a la comercialización. Los ensayos aleatorios de la vacuna contra el VPH se identificaron en PubMed. Se extrajeron los datos de seguridad. Se revisaron las series de casos posteriores a la comercialización que describen los eventos adversos de inmunización contra el VPH. La mayoría de los ensayos aleatorios de la vacuna contra el VPH no utilizaron placebo inerte en el grupo control. Dos de los ensayos aleatorios más grandes encontraron eventos adversos significativamente más graves en el brazo de la vacuna contra el VPH del estudio. En comparación con 2871 mujeres que recibieron placebo de aluminio, el grupo de 2881 mujeres inyectadas con la vacuna bivalente contra el VPH tuvo más muertes en el seguimiento (14 vs. 3, p = 0.012). En comparación con 7078 niñas inyectadas con la vacuna contra el VPH de 4 valente, 7071 niñas que recibieron la dosis de 9 valente tuvieron eventos adversos sistémicos más graves (3.3 frente a 2.6%, p = 0.01). Para la dosis de 9 valente, nuestro número calculado necesario para dañar gravemente es 140 (IC 95%, 79-653) [ERROR DE DOSIFICACIÓN CORREGIDO]. El número necesario para vacunar es 1757 (IC 95%, 131 al infinito). Prácticamente, ninguno de los eventos adversos graves que ocurrieron en ningún brazo de ambos estudios se consideró relacionado con la vacuna. Los ensayos preclínicos, las series de casos posteriores a la comercialización y la base de datos global de reacciones adversas a medicamentos (VigiBase) describen grupos similares de síntomas de inmunización posterior al VPH. Dos de los ensayos aleatorios más grandes de vacunas contra el VPH revelaron eventos adversos más graves en el brazo de la vacuna contra el VPH del estudio. La vacuna contra el VPH de nueve vales tiene un número preocupante necesario para vacunar / número necesario para dañar el cociente. Los ensayos preclínicos y las series de casos posteriores a la comercialización describen síntomas similares de inmunización posteriores al VPH.


J Investig Med Representante de caso de alto impacto. 2014 de octubre de 28; 2 (4): 2324709614556129. doi: 10.1177 / 2324709614556129. eCollection 2014 oct-dic.

Insuficiencia ovárica precoz adolescente después de la vacunación contra el virus del papiloma humano: una serie de casos vistos en la práctica general.

Little DT, Ward HR

Abstract

Tres mujeres jóvenes que desarrollaron insuficiencia ovárica prematura después de la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) cuadrivalente se presentaron a un médico general en la zona rural de Nueva Gales del Sur, Australia. Las niñas no relacionadas tenían 16, 16 y 18 años en el momento del diagnóstico. Cada una recibió vacunas contra el VPH antes del inicio del deterioro ovárico. Se administraron vacunas en diferentes regiones del estado de Nueva Gales del Sur y las 3 niñas vivían en diferentes ciudades de ese estado. A cada una le habían recetado la píldora anticonceptiva oral para tratar las anomalías del ciclo menstrual antes de la investigación y el diagnóstico. La investigación de vacunas no presenta un informe histológico de ovario de ratas analizadas, pero sí presenta un informe histológico testicular. La capacidad ovárica duradera y la duración de la función después de la vacunación no se han investigado en estudios preclínicos, clínicos y posteriores a la licencia. La vigilancia posterior a la comercialización no representa con precisión los diagnósticos en las notificaciones de eventos adversos y no puede representar casos no notificados ni aparecer estadísticas de incidentes con tasas de administración de vacunas. La importancia potencial de una serie de casos de adolescentes con insuficiencia ovárica prematura idiopática después de la vacunación contra el VPH que se presenta a una práctica general amerita más investigación. La preservación de la salud reproductiva es una preocupación principal en el grupo destinatario receptor. Dado que este grupo incluye a todas las mujeres jóvenes prepúberes y puberales, se requiere urgentemente una demostración de seguridad continua y sin compromisos para el ovario. Este asunto debe resolverse a los efectos de la salud de la población y la confianza de la vacuna pública.


BMJ Case Rep. 2012 de septiembre de 30; 2012. pii: bcr2012006879. doi: 10.1136 / bcr-2012-006879.

Insuficiencia ovárica prematura 3 años después de la menarca en una niña de 16 años después de la vacunación contra el virus del papiloma humano.

Little DT, Ward HR.

Abstract

La falla ovárica prematura en una adolescente sana es un evento raro. Su aparición plantea preguntas importantes sobre la causalidad, lo que puede indicar otras preocupaciones sistémicas. Esta paciente presentó amenorrea después de identificar un cambio de su ciclo regular a períodos irregulares y escasos después de las vacunas contra el virus del papiloma humano. Ella rechazó los anticonceptivos orales inicialmente recetados para la amenorrea. Las tareas de diagnóstico fueron determinar la razón de su amenorrea secundaria y luego investigar las posibles causas de la falla ovárica prematura identificada. Aunque la causa es desconocida en el 90% de los casos, se excluyeron las causas principales identificables restantes de esta afección. La falla ovárica prematura se notificó como un posible evento adverso después de esta vacunación. Se aconsejó a la joven sobre la preservación de la densidad ósea, las implicaciones reproductivas y el seguimiento relevante. Este evento podría tener implicaciones potenciales para la salud de la población y suscitará más investigaciones.


Soy J Reprod Immunol. 2013 Oct; 70 (4): 309-16. doi: 10.1111 / aji.12151. Epub 2013 31 de julio.

Vacuna contra el virus del papiloma humano y falla ovárica primaria: otra faceta del síndrome autoinmune / inflamatorio inducido por adyuvantes.

Colafrancesco S, Perricone C, Tomljenovic L, Shoenfeld Y.

Abstract

PROBLEMA: Los fenómenos autoinmunes posteriores a la vacunación son una de las principales facetas del síndrome autoinmune / inflamatorio inducido por adyuvantes (ASIA) y se han identificado diferentes vacunas, incluido el VPH, como posibles causas.

MÉTODO DE ESTUDIO: Se recolectó el historial médico de tres mujeres jóvenes que presentaron amenorrea secundaria después de la vacuna contra el VPH. Se analizaron los datos sobre el tipo de vacuna, el número de vacunación, las características personales, clínicas y serológicas, así como la respuesta a los tratamientos.

RESULTADOS: Los tres pacientes desarrollaron amenorrea secundaria después de las vacunas contra el VPH, que no se resolvieron con el tratamiento con terapias de reemplazo hormonal. En los tres casos, el desarrollo sexual fue normal y el examen genético no reveló anormalidades pertinentes (es decir, el síndrome de Turner, la prueba X frágil fueron negativas). Las evaluaciones serológicas mostraron niveles bajos de estradiol y un aumento de FSH y LH y, en dos casos, se detectaron autoanticuerpos específicos (antiováricos y antitiroideos), lo que sugiere que la vacuna HPV desencadenó una respuesta autoinmune. La ecografía pélvica no reveló ninguna anormalidad en ninguno de los tres casos. Los tres pacientes experimentaron una variedad de síntomas comunes no específicos posteriores a la vacuna, incluyendo náuseas, dolor de cabeza, trastornos del sueño, artralgia y una variedad de trastornos cognitivos y psiquiátricos. De acuerdo con estas características clínicas, se determinó un diagnóstico de insuficiencia ovárica primaria (POF) que también cumplía los criterios requeridos para el síndrome de ASIA.

CONCLUSIÓN: Documentamos aquí la evidencia del potencial de la vacuna contra el VPH para desencadenar una enfermedad autoinmune que incapacita la vida. El creciente número de informes similares de autoinmunidad relacionada con la vacuna contra el VPH y la incertidumbre de los beneficios clínicos a largo plazo de la vacuna contra el VPH son un tema de salud pública que justifica una investigación más rigurosa.


Curr Opin Obstet Gynecol. Agosto de 2015; 27 (4): 265-70. doi: 10.1097 / GCO.0000000000000183.

Un vínculo entre la vacunación contra el virus del papiloma humano y la insuficiencia ovárica primaria: análisis actual.

Gruber N., Shoenfeld Y

Abstract

OBJETO DE REVISIÓN: La causa de la insuficiencia ovárica primaria (POI) es multifactorial. Las causas conocidas incluyen factores externos como la quimioterapia, la radioterapia, la exposición a sustancias químicas que alteran el sistema endocrino, las infecciones que provocan un daño permanente al ovario, las enfermedades autoinmunes y las causas genéticas. Recientemente se sugirió una asociación entre la vacuna cuadrivalente de papiloma antihumano (HPV4) y el POI.

Hallazgos recientes: Se informa un número cada vez mayor de casos de PDI después del VPH4. Los posibles mecanismos para el supuesto efecto del VPH sobre la función reproductora femenina son un efecto tóxico o una respuesta autoinmune. El desencadenante podría ser el contenido de inmunógenos de la vacuna o los adyuvantes, estos últimos se utilizan para aumentar la reacción inmune. El adyuvante en HPV4 contiene aluminio. Los modelos animales han demostrado que la exposición al aluminio inhibe la expresión de las hormonas reproductivas femeninas e induce cambios histológicos en los ovarios. Las composiciones genéticas específicas pueden ser más susceptibles a desarrollar un síndrome autoinflamatorio después de la exposición a un factor ambiental.

RESUMEN: Los mecanismos responsables de PDI aún no se comprenden completamente. Aunque los informes de casos no pueden establecer la causalidad, el conocimiento de un posible vínculo entre el VPH4 y el PDI ayudará a identificar y gestionar futuros casos que puedan surgir.


Expert Opin Drug Saf. 2015; 14 (9): 1387-94. doi: 10.1517 / 14740338.2015.1073710. Epub 2015 Jul 28.

La seguridad de los bloqueadores del virus del papiloma humano y el riesgo de desencadenar enfermedades autoinmunes.

Panadero B, Eça Guimarães L, Tomljenovic L, Agmon-Levin N., Shoenfeld Y.

Abstract

INTRODUCCIÓN: Con la seguridad de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) cuestionada, este artículo tiene como objetivo evaluar los riesgos y beneficios del VPHv disponible comercialmente. En la última década, se pusieron en el mercado dos vacunas (Gardasil y Cervarix) para prevenir la infección con los subtipos de VPH más oncogénicos. Ambas vacunas contienen adyuvantes de aluminio que están destinados a causar una respuesta inmune hiperestimulada para prevenir la infección por VPH.

ÁREAS CUBIERTAS: El propósito de este documento es considerar la seguridad de estas dos vacunas con base en los datos del Sistema de Informes de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS) de EE. UU. Y los informes de casos.

OPINIÓN EXPERTA: Los HPVv actuales son efectivos y generalmente seguros. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que se han informado efectos secundarios autoinmunes en varios estudios. Se deben realizar más investigaciones para comprender la relación entre el VPH y la autoinmunidad.


Vacuna. 2017 24 de agosto; 35 (36): 4761-4768. doi: 10.1016 / j.vaccine.2017.06.030. Epub 2017 24 de julio.

Vacunación contra el virus del papiloma humano y riesgo de enfermedades autoinmunes: un gran estudio de cohorte de más de 2 millones de niñas en Francia.

Miranda S, Chaignot C, Collin C., Dray-Spira R1, Weill A, Zureik M

Abstract

FONDO: Se ha cuestionado si la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) podría inducir o desencadenar enfermedades autoinmunes (AID), y potencialmente contribuye a una baja cobertura de inmunización en Francia. Este estudio evaluó la asociación entre la vacuna contra el VPH y el riesgo de AID utilizando fuentes de datos recopiladas de forma rutinaria.

MÉTODOS: Todas las niñas de 13 a 16 años entre 2008 y 2012, cubiertas por el plan general de seguro de salud y sin antecedentes de vacunación contra el VPH o AID, fueron incluidas y seguidas utilizando bases de datos francesas en todo el país. Se identificaron catorce AID neurológicos, reumatológicos, hematológicos, gastrointestinales o endocrinos, a partir de códigos ICD-10 asignados a estadías hospitalarias y enfermedades a largo plazo o por fármacos marcadores. Su incidencia se comparó entre las niñas expuestas y no expuestas a la vacuna contra el VPH, utilizando un modelo de Cox ajustado por año de inclusión, área geográfica, indicadores socioeconómicos, nivel de uso de atención médica y otras inmunizaciones.

RESULTADOS: Entre 2,252,716 niñas, el 37% recibió la vacuna contra el VPH y 4,096 AID ocurrieron durante un tiempo de seguimiento promedio de 33 meses. La incidencia de AID no aumentó después de la exposición a la vacuna contra el VPH, a excepción del síndrome de Guillain-Barré (GBS) (tasa de incidencia de 1.4 entre expuestos [20 casos] versus 0.4 por 100,000 PY entre no expuestos [23 casos]; HR ajustado: 3.78 [ 1.79-7.98]). Esta asociación persistió en numerosos análisis de sensibilidad y fue particularmente marcada en los primeros meses después de la vacunación. Bajo la hipótesis de una relación causal, esto resultaría en 1-2 casos de GBS atribuibles a la vacuna contra el VPH por cada 100,000 niñas vacunadas.

CONCLUSIONES: Nuestro estudio proporciona resultados tranquilizadores con respecto al riesgo de SIDA después de la vacunación contra el VPH, pero se detectó un riesgo aparentemente mayor de GBS. Se necesitan más estudios para confirmar este hallazgo.


Asuntos Reg. De Pharmaceut S12:001. doi: 10.4172/2167-7689.S12-001

Muerte después de la vacunación contra el virus del papiloma humano (VPH) cuadrivalente: ¿causal o coincidente?

Tomljenovic L, Shaw CA (2012)

La comprensión adecuada de un riesgo real de las vacunas es crucial para evitar reacciones adversas innecesarias (RAM). Sin embargo, hasta la fecha no se han establecido pruebas o criterios sólidos para determinar si los eventos adversos están causalmente relacionados con las vacunas. Objetivos: Esta investigación se llevó a cabo para determinar si algunas RAM autoinmunes y neurológicas graves después de la vacunación contra el VPH son causales o meramente coincidentes y para validar un protocolo inmunohistoquímico (IHC) basado en biomarcadores para evaluar la causalidad en caso de sospecha de vacunación neurológica adversa grave los resultados. Métodos: las muestras de tejido cerebral post-mortem de dos mujeres jóvenes que sufrieron síntomas vasculíticos cerebrales después de la vacunación con la vacuna contra el VPH Gardasil fueron analizadas por IHC en busca de varios marcadores inmunoinflamatorios. Las secciones del cerebro también se tiñeron para anticuerpos que reconocen el antígeno HPV-16L1 y HPV-18L1 que están presentes en Gardasil. Resultados: en ambos casos, la autopsia no reveló hallazgos anatómicos, microbiológicos ni toxicológicos que pudieran haber explicado la muerte de los individuos. Por el contrario, nuestro análisis IHC mostró evidencia de una vasculitis autoinmune potencialmente desencadenada por los anticuerpos HPV-16L1 de reacción cruzada que se unen a la pared de los vasos sanguíneos cerebrales en todas las muestras de cerebro examinadas. También detectamos la presencia de partículas de HPV-16L1 dentro de la vasculatura cerebral con algunas partículas de HPV-16L1 adheridas a las paredes de los vasos sanguíneos. Los anticuerpos contra el VPH-18L1 no se unieron a los vasos sanguíneos cerebrales ni a ningún otro tejido neural. IHC también mostró un aumento de la señalización de células T y una marcada activación de la vía clásica del complemento dependiente de anticuerpos en los tejidos vasculares cerebrales de ambos casos. Este patrón de activación del complemento en ausencia de una infección cerebral activa indica un desencadenamiento anormal de la respuesta inmune en la que el ataque inmune se dirige hacia el auto-tejido. Conclusiones: Nuestro estudio sugiere que las vacunas contra el VPH que contienen antígenos HPV-16L1 presentan un riesgo inherente de desencadenar vasculopatías autoinmunes potencialmente fatales. Implicaciones para la práctica: la vasculitis cerebral es una enfermedad grave que generalmente produce resultados fatales cuando no se diagnostica y no se trata. El hecho de que muchos de los síntomas informados en las bases de datos de vigilancia de la seguridad de la vacuna después de la vacunación contra el VPH son indicativos de vasculitis cerebral, pero no se reconocen como tales (es decir, migrañas persistentes intensas, síncope, convulsiones, temblores y hormigueo, mialgia, anormalidades locomotoras, síntomas psicóticos y déficits cognitivos), es una preocupación seria a la luz de los hallazgos actuales. Por lo tanto, parece que en algunos casos la vacunación puede ser el factor desencadenante de eventos autoinmunes / neurológicos fatales. Los médicos deben estar al tanto de esta asociación.


Int J Pub Health Safe 3: 163. (2018)

Vacunas y neuroinflamación

Giannotta G, Giannotta N

Resumen Antecedentes: las reacciones adversas posteriores a la vacunación (EA) son motivo de fuerte debate entre los científicos. Desafortunadamente, a menudo cometemos el error de discutir solo la epidemiología pero no la biología molecular. El mecanismo de acción de las vacunas aún no se conoce completamente a pesar del hecho de que los adyuvantes de aluminio se han utilizado durante aproximadamente 100 años. Hipótesis: planteamos la hipótesis de un vínculo entre las vacunas y la neuroinflamación. Las citocinas proinflamatorias periféricas (IL-1β, IL-6 y TNF-α), expresadas después de la inyección de las vacunas, pueden llegar al cerebro y causar neuroinflamación después de la activación de la microglía. Las citocinas proinflamatorias elevadas, particularmente TNF-α, se han descrito en estudios sobre el perfil de citocinas en niños autistas. IL-1β representa una citocina que controla la cascada proinflamatoria local y, por lo tanto, afecta el equilibrio entre la inmunidad protectora y la inflamación destructiva. Un subgrupo de niños con TEA (trastorno del espectro autista) ha desarrollado neuroinflamación. Varios estudios post mortem han confirmado la activación de microglia y neuroinflamación. Un estudio reciente ha demostrado la presencia de aluminio en el cerebro de personas con autismo y este aluminio también se encontró en las células de microglia. El aluminio de las vacunas se redistribuye a numerosos órganos, incluido el cerebro, donde se acumula. Cada vacuna agrega a este tejido diferentes niveles de aluminio. El aluminio, como el mercurio, activa la microglia que conduce a la inflamación crónica del cerebro y la neurotoxicidad. Conclusión: Los mecanismos moleculares presentados aquí demuestran cómo las citocinas periféricas, expresadas después de la vacunación, pueden causar neuroinflamación en algunos sujetos, después de la activación de la microglía, dependiendo del trasfondo inmunogenético y la memoria inmune innata.


Representante de caso clínico Rev, 2019 doi: 10.15761 / CCRR.1000454 Volumen 5: 1-12

Síndrome inflamatorio posvacunación: un nuevo síndrome

Giannotta G1 * y Giannotta N2

Abstract

Antecedentes: La relación entre las vacunas y la neuroinflamación tiene bases consistentes de biología molecular. En un artículo reciente ya hemos analizado este tipo de relación.

Hipótesis: En este documento, hemos obtenido evidencia adicional para apoyar el vínculo entre las vacunas y la neuroinflamación. Además, encontramos las bases moleculares que apoyan el vínculo entre las vacunas contra el VPH y ciertos eventos adversos (EA). Las citocinas proinflamatorias periféricas (IL-1β, IL-6 y TNF-α), expresadas después de la inyección de las vacunas, pueden llegar al cerebro y causar neuroinflamación después de la activación de la microglía. Después de la inyección de la vacuna, se puede producir una activación inmunitaria sistémica significativa con signos que sugieren inflamación cerebral reactiva, como llanto agudo, fiebre, inquietud y falta de alimentación. Es una advertencia de peligro para el cerebro frente al cual debemos reflexionar antes de causar daños irreversibles. También planteamos la hipótesis de la existencia de un síndrome inflamatorio posterior a la vacunación causado por las citocinas proinflamatorias fuertemente expresadas después de las inyecciones de la vacuna contra el VPH. Además, la explicación molecular del dolor crónico que ha afectado a muchas niñas en el mundo, incluido el complejo síndrome de dolor regional (SDRC) en las niñas japonesas.

Conclusión: Todas las vacunas pueden causar neuroinflamación. Las vacunas contra el VPH pueden causar un síndrome inflamatorio posvacunación caracterizado por dolor crónico y neuroinflamación. En este caso, el fenómeno de la sensibilización central es responsable de todos los síntomas asociados con el dolor crónico. La fuerte expresión de las citocinas proinflamatorias, secretadas después de las vacunas contra el VPH, lleva a un proceso que puede producir resultados neurológicos irreversibles en las niñas vacunadas contra el VPH.