Vacunación: virus del papiloma

Vacunación: virus del papiloma

Análisis de datos de ensayos clínicos aleatorios:
(CMAJ. 2007 vol.177 (5) págs. 469-79)

hay dos vacunas disponibles contra el VPH: ambas están dirigidas contra los tipos 16 y 18 del VPH (Cervarix; GlaxoSmithKline) y una de las vacunas también contra los tipos 6 y 11 (Gardasil, Sanofi; Merck en América).
Hay más de 100 subtipos de VPH, pero los tipos 16 y 18 son las cepas virales más oncogénicas, presentes en aproximadamente el 70% de los cánceres cervicales en todo el mundo.

25 son los subtipos de VPH virales oncológicos, la vacuna se dirige solo a dos tipos.

La mayoría de las infecciones por VPH son transitorias y asintomáticas y no causan problemas clínicos; 70% de las infecciones por VPH se resuelven espontáneamente en un año y alrededor del 90% en 2 años; La duración promedio de una nueva infección es de 8 meses.

La infección crónica con tipos de VPH de alto riesgo es el factor de riesgo más importante para el desarrollo del cáncer cervical:
- Un pequeño porcentaje del número de mujeres con infección crónica desarrollan cáncer cervical (1-2%): ¿es necesario vacunar a todas las niñas para esto?
- Es la incapacidad del cuerpo para resolver espontáneamente la infección, la verdadera causa del inicio del cáncer y no la infección con el virus, incluso si se trata de cepas oncogénicas; el virus se multiplica cuando encuentra el suelo adecuado para hacerlo.
- La infección por VPH es la consecuencia de una educación sexual incorrecta desde la adolescencia y es esto lo que debe corregirse en primer lugar (el mayor porcentaje de infección por VPH ocurre en niñas con actividad sexual temprana y con muchas parejas)

Un total de 40323 participantes se inscribieron en 6 ensayos clínicos; la edad de las mujeres varía entre 15 y 25 años con una cantidad de parejas entre 2 y 6 años que no están afectadas por el VPH; Desde el punto de vista étnico, las mujeres eran principalmente blancas, pero también se incluyeron mujeres hispanas, asiáticas y negras.

La definición de infección persistente se basó en un criterio de persistencia después de 4-6 meses (excepto en un estudio donde se evalúa a los 12 meses), que se consideró insuficiente para distinguir entre lesiones persistentes y cicatrizantes, pero suficiente solo para justificar más estudios de eficacia.
La curación tiene lugar en dos años.

- Según esta definición, se encontró un mayor número de mujeres con infección persistente en el grupo de control que las mujeres vacunadas y esto es una prueba de la eficacia de la vacuna; no se ha verificado si las mujeres infectadas desarrollaron lesiones precancerosas o no, o si se recuperaron espontáneamente después de 12 meses.
- No hubo evidencia de que la vacunación profiláctica reduzca la incidencia y mortalidad por cáncer cervical

Desde el punto de vista metodológico, se encontró una limitación importante que reduce la calidad de los estudios: aproximadamente la mitad de los participantes se retiró del estudio y más del 35% fueron excluidos de los análisis (¿tal vez estaban enfermos?)
A pesar de esto, los resultados sobre la eficacia de la vacuna se han definido como robustos.

Reacciones adversas:
Como se puede ver en la tabla, el placebo contenía aluminio y en un caso la vacuna contra la hepatitis A:

no se utilizaron controles no vacunados


haga clic en las imágenes para ampliarlas

En la mayoría de los estudios, se pidió a los participantes que mantuvieran un diario durante 7-14 días después de la vacunación.
(después de estos días decidieron que la vacuna ya no importa si hay problemas).

Las reacciones adversas encontradas son las habituales: reacciones en el lugar de inyección, dolor de prueba, fatiga, mialgia; en el 15% de las mujeres hubo problemas intestinales, picazón, fiebre.
En el estudio Harper con un seguimiento de 47.7 meses, surgieron casos de enfermedad crónica: 3% en el grupo vacunado y 5% en el grupo control; El análisis estadístico muestra que la incidencia de reacciones adversas fue similar entre los dos grupos.

  • A partir de estos estudios no es posible evaluar las reacciones adversas a la vacuna porque faltan controles no vacunados.

El Centro Nacional de Información sobre Vacunas (NVIC) es una organización nacional estadounidense sin fines de lucro dedicada a prevenir daños y muertes por vacuna, a través de información pública y defendiendo el consentimiento informado (www.nvic.org).
El NVIC ha informado en su sitio web y a la atención pública varios análisis de informes de problemas de salud graves después de la vacunación con Gardasil, registrada en el VAERS (Sistema de notificación de eventos adversos de la vacuna)
El VAERS es un sistema de vigilancia pasiva y depende de la notificación voluntaria de reacciones adversas después de la vacunación, aunque una disposición de 1986 en la Ley Nacional de Lesiones por Vacunas Infantiles obliga a los profesionales de la salud a informar reacciones adversas a las vacunas.
Se ha estimado que menos del 10%, probablemente entre el 1 y el 4%, de las reacciones adversas que ocurren después de recetar un medicamento o usar una vacuna se informan en los sistemas gubernamentales de notificación de reacciones adversas.
El último análisis de los datos reportados es del 31 de mayo de 2007, aproximadamente un año después de la introducción en el mercado de Gardasil (29 de junio de 2006) y surgió lo siguiente:
2.227 informes de reacciones adversas se registraron en el VAERS; De ellos, 13 son informes sospechosos o confirmados del síndrome de Guillan-Barré (el primer caso se informó el 14 de julio de 2006, 2 semanas después de la primera vacunación) y se agregaron dos nuevos casos en junio de 2007.
El síncope y el síncope vasovagal (desmayos con pérdida temporal de la conciencia y la postura) se han informado 239 veces y 106 informes están asociados con lesiones en la cabeza, fracturas subaracnoideas y subdurales y hematomas, debido a caídas durante el desmayo.
Según el análisis de Judicial Watch, www.judicialwatch.org, un grupo de abogados públicos que investigan y procesan por corrupción a nivel gubernamental, las muertes debidas a la administración de la vacuna son 8.
De las 42 mujeres que recibieron la vacuna durante el embarazo, 18 tuvieron reacciones adversas que van desde el aborto espontáneo hasta las malformaciones congénitas del feto.
El 77% de las reacciones adversas informadas son efectos secundarios típicos de las vacunas, pero también se incluyen reacciones graves como: parálisis, parálisis de Bell; Síndrome de Guillain-Barré (GBS) y convulsiones.
Alrededor del 10% de los informes fueron causados ​​por errores médicos evitables.
El 21 de febrero de 2007, NVIC expresó su preocupación por el posible aumento del riesgo de reacciones adversas después de la administración simultánea de Gardasil con otras vacunas, para lo que faltan los estudios de seguridad realizados antes de la comercialización (Merk informa que el estudio de seguridad solo Asociación de vacuna Gardasil-hepatitis B)
Hasta el 31 de mayo de 2007, se han informado 135 informes adicionales luego de la administración conjunta de Gardasil y Menactra (vacuna antimeningocócica); El análisis de los datos mostró que el aumento del riesgo de desarrollar reacciones adversas en comparación con la administración de solo Gardasil fue 12 veces en general y, en particular, el riesgo de problemas respiratorios aumentó en un 114%, problemas cardíacos en un 118%. problemas neuromusculares y de coordinación del 234%; Las convulsiones y los problemas del sistema nervioso central aumentaron en un 301%, las lesiones por caídas después del desmayo en un 674% y GBS en un 1130%.
Los estándares científicos aceptados indican que estos datos son estadísticamente significativos y no se pueden excluir por coincidencia, y que, por lo tanto, el mayor riesgo de desarrollar GBS después de la administración conjunta de Gardasil y Menactra es significativo.

El 21 de febrero de 2007, Merck canceló su programa para hacer obligatoria la vacunación contra el VPH tras la oposición de la Academia Estadounidense de Pediatría y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos en Atlanta, debido a la falta de datos suficientes. seguridad y eficacia.

http://www.lifesite.net/ldn/2007/feb/07022109.html
www.wnd.com/news/article.asp?ARTICLE_ID=54515

En la hoja de datos en la página 8 leemos esto:
GARDASIL no ha sido evaluado por el potencial de causar carcinogenicidad o genotoxicidad.
(
GARDASIL no se ha evaluado el potencial carcinogénico y genotóxico)