Empresas farmacéuticas y Afganistán

(Tiempo de lectura: 1 minuto)

Más de 90 mil millones de dólares al año. Esto es lo que facturan las empresas farmacéuticas por vender fármacos a base de opiáceos. Gran parte de este opio proviene de Afganistán, cuya producción ha aumentado en un 5.000.000% desde que comenzó la guerra hace 18 años. Las únicas personas que se benefician de ese conflicto no son los afganos, que son casi tan malos como lo fueron bajo los talibanes, sino que son empresas farmacéuticas, fabricantes de armas, empresas mercenarias, mafias y extremistas islámicos, incluidos Al Qaeda y ISIS.