Pero, ¿cuántos son realmente reconocidos los dañados y fallecidos en Italia? No nos dicen

Pero, ¿cuántos son realmente reconocidos los dañados y fallecidos en Italia? No nos dicen

Como muchos de ustedes saben, nuestra asociación ha presentado uno en los últimos meses. serie de accesos a los documentos según la FOIA (Ley de Libertad de Información).

Todo comenzó a partir de una pregunta parlamentaria de 2015 del senador Gian Marco Centinaio a la ex ministra Beatrice Lorenzin, quien había indicado 9.000 indemnizaciones administradas directamente por el Ministerio de Salud más otras 16.000 indemnizaciones para las regiones y, el 31 de marzo de 2015 bueno 631 beneficiarios de la compensación adicional prevista por la ley 229/05, en la medida en que se reconozca que están dañados por las vacunas obligatorias (609 beneficiarios más 22 cuya posición se cerró después de la muerte).

Desde aquí comenzamos con nuestra solicitud de acceso a los documentos de acuerdo con la FOIA, porque el Ley 229/05, dio la oportunidad de solicitar una anualidad solo para aquellos dañados por las vacunas quien ya había recibido una indemnización de la Ley 210/92, pero la pregunta más interesante quedó sin respuesta:

"¿Cuántas víctimas de vacunas han sufrido en Italia desde la primera indemnización, la Ley 210/92, hasta la fecha? ¿Para qué vacunas? ¿Qué patologías han reportado? ¿Cuántas muertes?"

Y aquí están nuestras solicitudes:

  • saber cuántos casos de muerte por vacunas obligatorias y no obligatorias se han reconocido con compensación;
  • saber qué patologías habían contraído las víctimas de vacunas obligatorias y no obligatorias reconocidas con compensación;
  • saber qué vacunas se pagaron por la compensación;
  • saber el monto total de la compensación pagada por las vacunas lesionadas o fallecidas;
  • conocer los datos anteriores divididos por año de reconocimiento con compensación;
  • conocer los datos anteriores divididos por grupo de edad del sujeto reconocido con compensación;
  • conocer los datos anteriores divididos por Región de competencia;
  • Conozca los datos anteriores separados de los relativos a sujetos dañados por complicaciones irreversibles debido a transfusiones y productos sanguíneos reconocidos con indemnización.

Las solicitudes se enviaron tanto a las instituciones regionales de la región del Véneto como al Ministerio de Salud.

La Región del Véneto a través de su ULSS 6, una entidad que ha sido competente para la resolución regional desde 2001 hasta hoy para el pago de las indemnizaciones reconocidas por la Ley 210/92, respondió dentro de los términos de la ley, y finalmente notificamos por primera vez cifra oficial, 40 sujetos indemnizados en Véneto de 2001 a 2015 con un promedio de casi 3 indemnizados cada año, de los cuales 3 después de una muerte.

El otro lado, el Ministerio de Salud, respondió que definir que el súper cepillo es el mínimo, por lo tanto, después de evaluar todas las alternativas posibles, habíamos decidido apelar tanto a la Comisión de Acceso a Documentos Administrativos en la Presidencia del Consejo de Ministros, como a ANAC.

Sin ir demasiado lejos en el laberinto de la ley, el art. 5, párrafo 7, Decreto Legislativo no. 33/2013, proporciona aquellos que pueden apelar a la persona que solicita acceso a los documentos, en caso de rechazo parcial o total. En palabras simples, con quien tienes que "pelear" en caso de que la AP no responda.

Aquí está a quién preguntamos y qué respondieron:

  1. A la oficina de transparencia del Ministerio de Salud, que no respondió.
  2. A ANAC, quien respondió que "no es competente en la revisión de acceso generalizada formulada por otra Administración".
  3. A la Comisión a cargo de la Presidencia del Consejo de Ministros, quien respondió que nuestra solicitud es "inadmisible por incompetencia", "así como inadmisible con referencia a la pregunta formulada".

Analicemos mejor la respuesta del Primer Ministro: ser los únicos que han gastado en una explicación, por apresurada que sea. La Comisión sostiene que nuestra solicitud contiene principalmente una solicitud de información y, como tal, es inadmisible, y no está respaldada por ningún motivo y, por lo tanto, no es adecuada para demostrar un interés calificado (...).
Esto nos da una pregunta simple y banal: SI LA SOLICITUD NO FUE RAZONADA, ¿POR QUÉ RESPONDER LA REGIÓN DE VENETO (pero también otras de las cuales se seguirán las noticias)? Tal vez, y es una pregunta legítima, porque TIENEN LOS DATOS EXACTOS Y CONCRETOS, y, por lo tanto, ¿pueden suministrarlos en poco tiempo?
Pero entonces, si esta fue la motivación que impulsa al Ministerio y a la Comisión a cargo de negarnos los datos, ¿cómo podría un Ministro disminuir y / o negar el número de víctimas? Debido a que esto es lo que sucede, el Ministro Grillo respondió con estas palabras, filmadas por las cámaras, a las preguntas de una madre: «Sé que los niños que murieron de sarampión, los niños que murieron con la vacuna no los conocen. ¿Lo sabes? No. Entonces no hagas esta información errónea porque las personas mueren de sarampión, las personas mueren de meningitis, no mueren de la vacuna, sobre esto no me conformo ». Estas son las palabras de Grillo.
Sería interesante y también correcto para el Ministro discutir con respecto a los datos venecianos antes mencionados. ¿Cómo es posible que el Ministro Grillo NO SABE las muertes por vacunas, cuando hay 3 reconocidos solo en Véneto y solo en ese período de tiempo? ¿Cuántos habrá en el resto de Italia? si no pueden respondernos, ¿cómo pueden decir con seguridad que no existen?

Desafortunadamente, estas preguntas caen en oídos sordos, y es una pena, porque cuando dices que quieres enfocarte en la transparencia y la exactitud de la información, estas son exactamente las conductas que debes evitar. Es necesario ser correcto y transparente cuando se trata de la vida de las personas, de los niños; Es un deber dar respuestas y no esconderse detrás de un dedo cuando los ciudadanos lo solicitan.

Estas son las últimas actualizaciones del frente FOIA. Le informamos que aún no publicamos todas las "no respuestas" o denegaciones por incompetencia, porque nos reservamos la posibilidad de presentar una nueva apelación ante el tribunal y este tema se discutirá primero con nuestros abogados y luego con los miembros de Corvelva, teniendo en cuenta el costos y escenarios.

Le damos una última sugerencia: cuando alguien dice que "no hay productos dañados por la vacuna", usted les pregunta si le pidieron consejo a la Divina Otelma, porque la idea de que las instituciones, burocratizadas hasta el extremo, comienzan a aparecer en nuestras cabezas. No lo se.