Resultados iniciales sobre la composición química de Gardasil 9

Resultados iniciales sobre la composición química de Gardasil 9

Con el presente análisis llegamos a la cuarta vacuna probada por este método, con el objetivo de verificar la composición químico-proteica de los lotes analizados.

En este caso, nos hemos centrado en una vacuna que no es obligatoria en Italia, la del virus del papiloma humano, pero que ha hecho mucho para debatir en el pasado reciente debido a los numerosos informes de sospechas de reacciones adversas presentadas a lo largo del tiempo. Las vacunas anti-Hpv siempre han causado un intenso debate, incluso fuera de Italia; De ahí nuestra decisión de centrar nuestro trabajo en este producto también.

Notas: Gardasil 9 es una vacuna anti-Hpv que debe contener 9 antígenos como se especifica en el prospecto, protegiéndolo de 9 subtipos diferentes del virus Hpv (subtipo 6 -11-16-18-31-33-45-52-58-7 ). Sin embargo, no se han detectado todos los antígenos indicados, sino 9 de XNUMX.


En este lote de Gardasil 9 hemos encontrado, en cuanto a las vacunas analizadas previamente:

  • Contaminaciones químicas del proceso de fabricación o contaminaciones cruzadas de diferentes líneas de producción.
  • Toxinas químicas

ANTIGENOS: como se mencionó anteriormente, Gardasil 9 debe contener, como se indica en el prospecto, 9 antígenos contra 9 subtipos diferentes del virus Hpv (subtipo 6-11-16-18-31-33-45-52-58-XNUMX).

Fuera de lo mencionado anteriormente, no hemos encontrado:

  • Virus del papiloma humano tipo 1 L11 (uno de los subtipos más comúnmente asociados con las lesiones cervicales)
  • Virus de papiloma humano tipo L1 58 (uno de los subtipos que se asocia con mayor frecuencia al cáncer de cuello uterino)

Estos dos subtipos no han sido detectados por el método de análisis en uso (a diferencia de los 7 restantes).


También en este caso, por lo tanto, se nos compara con un producto que NO parece contener lo que debería. De 9 antígenos, solo se han encontrado 7.
Esto abre un problema importante sobre el cumplimiento del producto. Un problema que no depende de nosotros resolver y, como siempre, hacemos la pregunta a quienes son competentes y responsables.

Además, se detectaron 338 señales de contaminantes químicos, de los cuales 22% es conocido. Estos datos también están en continuidad con los resultados anteriores.
Entre estas señales también se han identificado 10 toxinas químicas, probablemente originadas en el proceso de fabricación de los antígenos u otros procesos en el sitio de producción de la vacuna.

En conclusión, incluso Gardasil 9, así como el hexavalente Hexyon e Infanrix hexa y el cuadrivalente Priorix Tetra, en cuanto al método que hemos encargado, arroja grandes dudas tanto sobre su efectividad como sobre su seguridad.

Estos medicamentos, como cualquier otro producto farmacéutico, implican efectos secundarios graves y pueden desencadenar diferentes tipos de reacciones adversas, incluso graves. Cuestionando la eficacia de la vacuna porque faltan uno o más antígenos en comparación con la declaración del fabricante, esto debe ser un hecho bien conocido para aquellos que deciden recibir la vacuna (o de lo contrario, constituiría un comportamiento fraudulento por parte de quienes venden y administrarlo); Por esta razón, es muy importante continuar la investigación científica sobre el contenido de las vacunas, teniendo en cuenta que el principal receptor es la población pediátrica, y los sujetos que reciben las vacunas no sufren ninguna patología manifiesta, y las instituciones mismas indicando tal profilaxis preventiva, utilizando estos productos, según sea necesario. Por lo tanto, las instituciones participan directamente en la evaluación del perfil de seguridad del producto y su cumplimiento.


Descargar: CORVELVA-Study-on-the-químico-composición-perfil-de-Gardasil9.pdf


Traducido por el equipo de CLiVa - www.clivatoscana.com