Hagamos balance...

"Yo tenía todas las vacunas cuando era niño"

"Yo tenía todas las vacunas cuando era niño"

Con esta frase se suele desestimar el tema de la vacunación como para limpiar la conciencia para volver a lo que comúnmente se considera "normal", pero ¿alguna vez se han dado cuenta de la cantidad de dosis que se ofrecen a un niño nacido en 1980 y a uno nacido en 2023?

A continuación se puede ver la oferta de vacunación en el grupo de 0 a 18 años en 1980 comparada con la que se ofrece hoy con el nuevo Plan Nacional de Vacunas 2023-2025.(1)

Comparación de calendarios vacunales nacidos en 1980 y nacidos en 2023

Una inmersión en los años 80

Intentemos empatizar: somos nuevas madres o padres y vivimos en los fantásticos años 1980. En la primera visita bimestral de tu hijo, el pediatra te ofrecerá dos vacunas, que son obligatorias: difteria-tétanos y antipolio oral Sabin. . Esta fórmula, un inóculo y una vacuna oral, habrá que repetirla tres veces más: a los 4 meses, alrededor del año de edad y finalmente entre los 5 y 7 años.
Con estas vacunas únicas se les considera "buenos padres": 3 inoculaciones y 4 administraciones orales para un total de 10 dosis de 0 a 7 años Y así fue hasta 1992, cuando el Ministro de Sanidad, Francesco De Lorenzo, tras recibir un soborno de 600 millones de liras de Glaxo, hizo también obligatoria la vacuna contra la hepatitis B... pero ese es otro capítulo.

También en 1980, si querías ir más allá de las vacunas obligatorias, tenías pocas opciones: al cumplir un año podías recibir una dosis única de la vacuna contra el sarampión, una vacuna monovalente que hoy ha desaparecido del mercado. , y para las niñas, una vacuna contra la rubéola que se administraba frecuentemente en la escuela, con el consentimiento de los padres, en el quinto año de la escuela primaria o en el primer año del ciclo secundario (quinto o sexto grado).

Advertencia: haber contraído la enfermedad naturalmente lo exime de la vacunación tanto contra el sarampión como contra la rubéola, por lo que planteamos la hipótesis de una profilaxis vacunal completa para un niño nacido en 1980 y que no haya contraído ninguna enfermedad exantemática.


Ahora llegamos a los nacidos en 2023. 

Con el nuevo Plan Nacional de Vacunación 2023-2025 comenzamos con la hepatitis B al nacer para algunas categorías particulares de niños y comenzamos inmediatamente después con la hexavalente (difteria, tétanos, tos ferina, poliomielitis, Haemophilus influenzae B y hepatitis B) a los 60 años. días de vida. Tendrás que repetirlo dos veces más, una a los 4 meses y otra a los 10 meses y en coadministración con la vacuna Neumocócica, siempre 3 dosis totales espaciadas como antes. De forma gratuita y junto con la del Neumococo, se suele coadministrar la vacuna contra el Meningococo B, siempre en 3 dosis y siempre dentro de los 10 meses de vida, a la que se añade la vacuna oral contra el Rotavirus que se administrará en 2 o 3 vacunaciones (según en el producto elegido si 2 o 3).

A partir de los 12 meses está la obligatoria tetravalente MPRV (Sarampión-Rubéola-Paperas-Varicela) y como son gentiles también agregan la vacuna meningocócica ACWY. 

En medio de esta incesante sucesión, a partir del sexto mes de vida, iniciamos con la vacunación antigripal y esta se recomienda como anual por lo que se continúa de por vida.

A partir de los 5 años se te ofrecerá Difteria, Tétanos, Tos ferina y Poliomielitis y la Autoridad Sanitaria Local decide si administrarlas por separado o combinadas, es decir, DTP+Polio o DTP con Polio separadas en una sola vacuna. Obviamente está el segundo refuerzo de la vacuna MMRV y finalmente paramos un ratito, a menos que nos pongamos la vacuna anual contra la gripe.

A partir de los 12 años empezamos con la vacuna contra el Virus del Papiloma pero ojo, si se empieza correctamente son solo 2 dosis, si se retrasa son 3 dosis a las que se le suma el refuerzo de Difteria, Tétanos, Tos Ferina y Poliomielitis. . También en esta fase finalizan las retiradas del mercado de Meningococcus ACWY y Meningococcus B.

Un niño nacido en 1980, de 0 a 18 años recibió 14 dosis en 9 o 10 vacunaciones y fue considerado uno de los súper vacunados.  
Un niño nacido en 2023, de 0 a 18 años aplicará al menos 60 dosis en 37 vacunaciones y estamos excluyendo situaciones epidémicas anómalas, ver Covid19, y las futuras vacunas que implementarán.

Asociaciones como Corvelva nacieron en los años 90 como respuesta al aumento de las obligaciones de vacunación, la subestimación sistemática de las reacciones adversas y la negación constante de los daños de las vacunas tanto por parte de la profesión médica como del Estado. Con el aumento del calendario de vacunación ofrecido a los niños, estos tres problemas básicos que venimos combatiendo desde hace años se han incrementado exponencialmente, llegando a nuestro juicio a una situación insostenible.
Para ponerles un ejemplo: si en 2006 se retirara del mercado la vacuna Morupar (Sarampión-Paperas-Rubéola)(2) Después de muchas reacciones adversas reportadas (oficialmente 5 pero fue la punta del iceberg) hoy este fenómeno es casi imposible.
Y de nuevo, si hasta finales de los 90 y en la primera década de los 2000, la ley de compensación por los daños de las vacunas era algo complicado pero posible de conseguir, hoy es letra muerta.

Te recomendamos leer también...

Corvelva

Publique el módulo Menú en la posición "offcanvas". Aquí también puede publicar otros módulos.
Aprende más.