Comunicado de prensa del CIATDM para cuestionar la opinión favorable de los pediatras sobre las máscaras en la escuela

Comunicado de prensa del CIATDM para cuestionar la opinión favorable de los pediatras sobre las máscaras en la escuela

Comunicado de prensa
puede 2020

COVID 19 - La Coordinación Internacional de Asociaciones para la Protección de los Derechos del Menor cuestiona la opinión favorable de los pediatras sobre las máscaras en la escuela: "Sin base científica"

Aquí está la carta enviada al Presidente de la Federación Italiana de Médicos Pediatras dr. Paolo Biasci y los ministros Speranza y Azzolina, quienes en cambio mencionan todas las razones del NO.

La Federación Italiana de Médicos Pediatras respalda el uso prolongado de máscaras para niños pero sin fundamentos científicos médicos y ahora la Asociación Internacional de Coordinación para la Protección de los Derechos del Niño solicita una cuenta de esta posición con una carta al presidente Dr. FIMP. Paolo Biasci. Al mismo tiempo, el CIATDM solicita a los Ministros de Salud y Educación Roberto Speranza y Lucia Azzolina que suspendan, mientras tanto, cualquier imposición en este sentido.

El CIATDM, por otro lado, aporta datos oficiales y opiniones técnicas de instituciones y sutdiosi autorizados para demostrar que la máscara, si se impone a los niños, como guarnición de seguridad podría convertirse en vehículo peligroso de contagio, lo que aumenta el riesgo de transmisión del coronavirus.

Estas son las razones del "no a la máscara en la escuela" que se informa en la carta.
Los estudios publicados por el ECDC atestiguan que los niños representan un porcentaje muy pequeño de los casos reportados de COVID-19, con aproximadamente el 1% de todos los casos menores de 10 años y el 4% entre 10 y 19 años. En Italia, los datos oficiales publicados por el Istituto Superiore di Sanità (y actualizados al 20 de mayo) dicen que del total de 227.204 casos hay 1.851 casos de niños (0-9 años) equivalentes a 0,8% y 3.312 casos de niños (10-19) igual a 1,5%.

En cuanto al uso de máscaras, la Organización Mundial de la Salud, en un documento publicado el 6 de abril de 2020, declara que "... actualmente no hay evidencia de que el uso de una máscara (médica o de otro tipo) por personas sanas en un contexto comunitario más amplio, incluido el enmascaramiento de la comunidad universal, pueda evitar que contraigan virus respiratorios, incluido COVID -19 ".

En el documento antes mencionado, la OMS informa algunos riesgos potenciales que deben considerarse cuidadosamente en cualquier proceso de toma de decisiones, por ejemplo, el riesgo de autocontaminación, que se puede hacer tocando y reutilizando máscaras contaminadas, posibles dificultades respiratorias y falsa sensación de seguridad, lo que conduce a una posible reducción en el cumplimiento de otras medidas preventivas, y prescribe, en cualquier caso, los métodos correctos de uso de las máscaras, a saber:

  • Coloque la máscara con cuidado, asegurándose de que cubra la boca y la nariz, y átela bien para minimizar cualquier abertura entre la cara y la máscara.
  • Evite tocar la máscara mientras la usa.
  • Retire la máscara utilizando la técnica correcta: No toque la parte delantera de la máscara, desátela por detrás.
  • Después de quitarlo o siempre que una máscara usada haya sido tocada inadvertidamente, lávese las manos con un producto especial a base de alcohol o con agua y jabón si sus manos están visiblemente sucias.
  • Tan pronto como se moje, reemplazar el bisel con una mascarilla nueva, limpia y seca.
  • No reutilice las máscaras desechables.
  • Deseche las máscaras desechables después de cada uso y deséchelas inmediatamente después de retirarlas.

Parece realmente difícil pensar que la población pediátrica pueda seguir escrupulosamente estas indicaciones o que los maestros puedan supervisar el uso correcto de las máscaras.

Todavía.

Il Dr. Alberto Donzelli especialista en higiene y medicina preventiva, en un estudio reciente publicado en el Repositorio de Epidemiología y Prevención, la revista está dirigida a médicos epidemiológicos, destaca que ".... en sujetos infectados inconscientes, donde la emisión del virus es máxima en los dos días anteriores a los síntomas, la máscara obliga a recirculación respiratoria continua de sus virus, agregando resistencia a la exhalación, con un riesgo real de empujar una carga viral alta profundamente en los alvéolos, que podría haber sido derrotado por defensas innatas si solo hubiera afectado el tracto respiratorio superior ".

De nuevo el Ministerio de Salud - Dirección General de Prevención de Salud oficina 5 prevención de enfermedades transmisibles y profilaxis internacional, en la Nota no. 0010736 del 29/03/2020 aclaró, entre otras cosas, que "Los datos disponibles actualmente no respaldan la transmisión por aire de SARS-CoV-2, excepto por los posibles riesgos a través de procedimientos que generan aerosoles si se realizan en un ambiente inadecuado (no en una sala de aislamiento con presión negativa) y / o en uso de equipo de protección personal (EPP) inadecuado ".

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, en su documento reciente "Uso de máscaras faciales en la comunidad" del 8 de abril de 2020, (http://www.ecdc.europa.eu/sites/default/files/documents/COVID-19-use-face-masks-community.pdf) especificó que: "Existe el riesgo de que la extracción inadecuada de la máscara, la manipulación de una máscara contaminada o una mayor tendencia a tocar la cara al usar una máscara por personas sanas en realidad aumentar el riesgo de transmisión"

En este punto, el Dr. Antonio Lazzarino, epidemiólogo en el University College de Londres, con un artículo en el British Medical Journal: https://www.bmj.com/content/bmj/369/bmj.m2003.full.pdf:

"En conclusión, a diferencia de Greenhalgh et al., Creemos que el contexto de la actual pandemia de covid-19 es muy diferente al de los" paracaídas para saltar de los aviones ", [7] en los que la dinámica del daño y la prevención son fáciles de definir e incluso cuantificar sin la necesidad de realizar estudios de investigación. Es necesario cuantificar las complejas interacciones que muy bien podrían operar entre los efectos positivos y negativos del uso de máscaras quirúrgicas a nivel poblacional. No es hora de actuar sin pruebas."

Finalmente, el informe publicado ISS COVID 19 nr. 25/2020 que contiene las Recomendaciones provisionales sobre el saneamiento de instalaciones no sanitarias, en la tabla de la página. 4 muestra la persistencia de partículas infecciosas en las superficies y en la capa externa de las máscaras, que tiene el dato temporal más alto de 7 días, lo que confirma que la máscara, lejos de ser una protección efectiva, constituye un vehículo peligroso de contagio.

A la luz de lo anterior, parece al menos temerario y la imposición de una máscara en la población pediátrica, que debe usarla durante muchas horas al día, en la casi certeza de un manejo incorrecto de la misma y en presencia de riesgos significativos para la salud, no está respaldada científicamente.

Por lo tanto, el CIATDM les pide a los ministros Speranza y Azzolina que revoquen de inmediato la obligación de usar una máscara para la población pediátrica.